A 22 años de Aguas Blancas, sigue clamor de justicia

Marcha por Aguas Blancas
Por Alejandro Ortiz

| 18:55 // 28 Junio, 2017

Recuerdan la masacre de campesinos en Coyuca de Benítez

Chilpancingo, Guerrero.- Exdirigentes de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), organizaciones sociales y familiares de las víctimas de la masacre de Aguas Blancas, en el municipio de Coyuca de Benítez, marcharon y recordaron la matanza de los 17 campesinos durante el gobierno del priista Rubén Figueroa Alcoer.

Al cumplirse 22 años de los hechos en Aguas Blancas, en donde policías motorizados mataron a 17 campesinos que durante la mañana del 28 de junio de 1995 se dirigían a Chilpancingo para pedir la liberación de su compañero Gilberto Romero Vázquez, protestaron en el lugar de los hechos.

Desde las 11 de la mañana, los manifestantes marcharon desde el poblado Aguas Blancas hasta el vado en donde la extinta Policía Motorizada asesinó al grupo de campesinos; dijeron que los agricultores iban armados.

Durante la movilización, se unieron a la exigencia de justicia en temas como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en Iguala en 2014, así como por el asesinato de Rocío Mesino Mesino, hija de Hilario Mesino, fundador de la OCSS.

aguas2

Marcha por la justicia.

“Ya pasaron 22 años de la masacre a nuestros compañeros y los autores intelectuales no han sido castigados. Queremos que los gobiernos estatal y federal acaten las investigaciones y se castiguen a los autores”, reclamó el histórico líder, Hilario Mesino.

Mira esto:  Maestro de secundaria ofrecía becas para violar a sus alumnas

Durante la entrega de flores en el monumento de Aguas Blancas, el fundador de la OCSS señaló al exgobernador Rubén Figueroa Alcocer como responsable de la matanza de 17 campesinos y recordó que por las investigaciones, únicamente se consignó a 10 policías por “homicidio y abuso de autoridad”.

También, comparó el desarme de todas las policías municipales de la Costa Grande, luego el crimen de Aguas Blancas, con el desarme de las policías de la zona Norte en 2014, tras la desaparición de los normalistas, a manos de policías en contubernio con la delincuencia organizada.

Sobre el mismo municipio, Iguala, llamó a esclarecer el asesinato del dirigente de la Unidad Popular (UP), Arturo Hernández Cardona, quien días antes de su muerte fue amenazado por el alcalde José Luis Abarca y afirmó que se trata de un crimen “con tintes políticos” y que como muchos, “sigue impune”.

Al unísono del himno Venceremos, las organizaciones clamaron nuevamente justicia por Aguas Blancas y se retiraron del lugar con dirección a la localidad, ubicada en la Costa Grande de Guerrero.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero