Astudillo, transparencia, Evodio, oscuridad; caso Fitur

Por Jeremías Marquines

Acapulco, Guerrero | 14:46 // 19 Enero, 2017

APUNTES DE UN VIEJO LÉPERO


 

Acapulco, Guerrero.- Una comisión de siete regidores de Acapulco se fueron a la Feria Internacional de Turismo a España (Fitur), cada uno cuesta al erario público 63 mil pesos, según el gobierno municipal, en total, su estancia en el país ibérico cuesta más de 500 mil pesos. ¿Era necesario enviarlos a esta feria, además del secretario municipal de Turismo y su séquito? ¿Qué tan destacada es la participación de estas personas en las actividades de este congreso?

Hasta el momento, no existe ningún reporte de prensa que informe qué diablos están haciendo los regidores de Acapulco en la Fitur, en qué han participado, lo único que se ha destacado es el percance cardiaco que sufrió el regidor del Partido Verde, Julián Enrique Granados Morga, cuando se dirigía a la inauguración de dicho evento. Aparte de pasear, fotografiarse, gastar dinero y simular que su estancia allá es importante, nada más han hecho, ni logrado.

¿Por qué se fueron a España estos regidores cuando Acapulco está en crisis? Mientras disfrutan de la gastronomía española y compran regalos para sus familiares, en Acapulco el alcalde perredista Evodio Velázquez ha salido al paso minimizando el efecto de este despilfarro de dinero público. ¿Cuánto cuesta a Acapulco estar en Fitur? Ni la autoridad lo sabe

Ha dicho que “se ha satanizado enormemente, se han dicho cantidades estratosféricas que sólo están buscando, lógicamente, es hacer escarnio de algo que es lo que se ha hecho en muchos momentos”, afirmó.

Obligado por las críticas de un viaje sin provecho para el gobierno municipal, y tras varios días después, el alcalde dijo que cada regidor cuesta al erario público 63 mil pesos, una cifra risible, pues el costo del boleto redondo es de 20 mil pesos, aproximadamente, saliendo de Acapulco, a esto se suma el precio de hospedaje y alimentación, durante siete días. Cuesta 63 mil pesos cada regidor en España: Evodio Velázquez

El viaje de los ediles de Acapulco fue un secreto hasta que la información se filtró. El periplo de una comisión de cabildo para representar a Acapulco en un evento internacional debiera ser algo de lo más público y transparente posible, si se tratara de una acción legítima y provechosa, pero fue deliberadamente ocultada al no tener ningún provecho, ni justificación real. Es ya una costumbre en este gobierno ocultar a los ciudadanos el uso y manejo de los recursos públicos. Cuando le preguntaron en qué hotel se estarían hospedando los regidores, el alcalde sólo comentó, en un afán de ocultar la información, que se están hospedando en un hotel de “mediano nivel”.

regidores de acapulco en españa_800x400

“Estarán comiendo y disfrutando lo que de manera responsablemente se puede, y el 50 por ciento de su aporte, lo ponen los regidores”, dijo.

El caso es que nada de lo que diga ahora el alcalde o el cabildo de Acapulco sobre este viaje y otras cosas es creíble para nadie. La intención de ocultamiento de las acciones públicas es una constante, así como la nula rendición de cuentas. La transparencia a la que se había comprometido Evodio Velázquez al inicio de su administración ha sido una intentona de pasarse de listo con los ciudadanos, pues el manejo de los recursos públicos ha sido discrecional y al antojo del propio alcalde.

El viaje de estos regidores a España es sólo otra burla más a la confianza que depositaron los ciudadanos en las autoridades de Acapulco, representa una afrenta, pues mientras en el puerto miles de familias pobres buscan por cualquier medio los recursos para comer y medio vivir, sus representantes populares se van a Europa a darse la gran vida. No puede verse de otra manera.

Se podría pensar que el gobierno de Acapulco, por ser de un partido de izquierda, mostraría mayor disposición a la transparencia y la rendición de cuentas, pero no ha sido así. Todo lo contrario, ha persistido en la negativa de clarificar el gasto público y en el ocultamiento de la información que todos los ciudadanos deben saber, el caso de los “ediles viajeros” es sólo un botón de muestra.

TAMBIÉN REVISA  Hoteleros sin apoyo de Evodio para remodelación previo al Tianguis Turístico

Diferente fue la reacción del gobierno del estado sobre este mismo asunto. El gobernador Héctor Astudillo informó casi inmediatamente cuánto gasto su gobierno en la comisión de funcionarios de Turismo que fueron a la Fitur.

“Fueron alrededor de 2 millones de pesos, incluido el stand, incluido el cóctel que sería una cena y al final lo redujimos a un coctelito, con un mezcalito allá en la ciudad de Madrid, y lo que costó de los boletos de avión de cada uno de los que fueron, que fueron cinco personas por parte de la Secretaría de Turismo (estatal)”, informó. Alistan plan de austeridad en Guerrero, prevén reducción de salarios

El mandatario guerrerense explicó que tomó la decisión de no encabezar esa comisión, porque modificó la agenda derivado del alza de los combustibles.

“Tomé la decisión de no encabezar esta comisión derivado de los acontecimientos que se han vivido en el país y en Guerrero por el alza de los combustibles”.

Sin ningún afán por distorsionar un hecho o de utilizar marrullerías para zafarse de una cuestión de interés público, Astudillo fue claro y preciso. La inversión del gobierno estatal se justifica en el desglose del gasto que hizo, pues el costó del stand en la Fitur es bastante oneroso, además de que la participación del secretario de Turismo del estado, ha sido relevante.

Ahora bien, ¿a quien creerle cuando se habla de medidas de austeridad, a Evodio que recurre a triquiñuelas para no informar con claridad el uso del dinero público, o al gobernador Astudillo cuando dice con claridad y sin tapujos lo que se gastó en la Fitur? Ambos han anunciado que aplicaran medidas de austeridad para contrarrestar la crisis por los recortes presupuestales.

Pero mientras el alcalde de Acapulco repite frases y dichos gastados como eso de que pretende reducir los horarios en los usos de la energía eléctrica en algunas dependencias, algo que desde que fue alcalde Zeferino Torreblanca, pasando por Alberto López Rosas, Félix Salgado, Manuel Añorve, Luis Walton y ahora él, se viene repitiendo sin ningún efecto comprobable. Lo mismo ocurre cuando dice que se redujo el sueldo en 50 por ciento y 20 por ciento a los funcionarios de primer nivel, algo incomprobable, pues nunca han mostrado evidencia de que sea cierto.

En tanto, Héctor Astudillo ha dicho sin mucho aspaviento y con una actitud más dubitativa que la reducción de salarios de funcionarios, son sólo algunas medidas de austeridad que tomó el gobierno de Guerrero y que serán presentadas el próximo domingo. Habrá que esperar qué tan profundas y verificables serán esas medidas de austeridad, sobre todo, medidas que no afecten y sí fortalezcan las acciones de gobierno y la economía popular. Sin embargo, parece que ya hay indicios positivos, por parte de la presidente del Congreso local, Flor Añorve se anunció que los diputados también se sujetarán a estas medidas de austeridad y respaldarán lo que proponga el gobernador Astudillo. Ya veremos si hay disposición. Este año es año preelectoral, quien crea que la mejor recomendación política es pelearse con la crítica, está mirando para atrás.

LA CONTRA

Proveedores del ayuntamiento de Acapulco preparan sendas demandas contra el gobierno municipal por incumplimiento de pagos por servicios y uso indebido de facturas. Esta semana llegó a la redacción de Bajo Palabra un escrito firmado por al menos 20 proveedores de todo tipo que se quejan por adeudos que se niega a pagar el alcalde Evodio desde hace varios meses. En el escrito señalan que cuando le exigen el cumplimiento de sus deberes, les responde: “así no entiendo yo compa”.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

terraplen-pc

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero