Código de ética

El presente código de ética es de observancia y aplicación obligatoria, está dirigido y deberá ser respetado  por todas las personas que forman parte y colaboran con bajopalabra.com.mx.

Todas las personas que laboren o colaboren en cualesquiera de las secciones  o departamentos de bajopalabra.com.mx, deberán, a partir de esta fecha, 29 de mayo de 2015, regirse por los siguientes principios:  honestidad, integridad, transparencia, imparcialidad, profesionalismo y responsabilidad.

De la libertad

Bajopalabra.mx y su empresa editora: Bajo Palabra Medios S.A de C. V., no responde a ningún interés partidista, religioso, político o de cualquier otra índole que intente presionar,  coartar, obligar u obstruir nuestro quehacer  periodístico.

La redacción

El máximo órgano que dirige la coordinación editorial de bajopalabra.com.mx es la dirección colegiada, integrada por socios accionistas y las distintas jefaturas que integran la redacción.

La redacción tiene a su cargo el procesamiento, organización y corrección de toda la información que se publique. Está facultada  para revisar la información de  reporteros y colaboradores y, en su caso, aprobar o rechazar la publicación de notas, reportajes, crónicas, foto reportajes que no se ajusten a los criterios de nuestro código de ética o que violente derechos fundamentales, entre ellos:  los derechos humanos, de género, la libertad, la diferencia, la privacidad de las personas, y la integridad física de quienes trabajan en este medio.

La redacción tambien esta facultada para no publicar información que carezca de  interés público, o que busque beneficiar intereses particulares, ajenos a bajopalabra.com.mx

Por recomendación justificada de la redacción, se podrá despedir de inmediato a reporteros que reciban dinero o dádivas de cualquier índole que tengan la intención de orientar la información para beneficio de quien las otorga.

Los reporteros

Los reporteros y demás personal que labora en bajopalabra.com.mx no podrán, ni deberán aceptar dinero, regalos o cualquier otro beneficio que tenga por intención cambiar la naturaleza crítica de la información, o en agradecimiento por la publicación de algún producto noticioso. Quienes así lo hagan podrán ser despedidos inmediatamente, y si se tratase de algún colaborador, dejarán de publicarse sus envíos.

La información que se publique deberá respetar y privilegiar los derechos humanos, la libertad, los derechos de género, el derecho a la diferencia, el respeto a la vida íntima de las personas, siempre y cuando esta no esté relacionada con el uso de recursos y bienes del Estado; la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que nos rigen.

Toda la información que se envíe deberá ser verificada y estar sustentada por entrevistas  y declaraciones, con documentos probatorios y por fotografías y video.

Las notas informativas deberán contener los nombres completos de los involucrados, lugar donde ocurren los hechos y actores circunstanciales que intervienen, así como datos de contexto para mejor precisar en tiempo y circunstancias al lector.

Por ningún motivo se publicarán notas de fuentes anónimas, ni trascendidos, una práctica que se ha hecho común, usada de manera indiscriminada e irresponsable para influir desde el anonimato en algunos sucesos, difamar y acusar sin  pruebas y sin asumir obligación alguna, recurriendo a medios de comunicación  cómplices.

Las notas informativas, dependiendo del tema, contenido y circunstancia, deberán tener, cuando menos, dos  orígenes declarativos distintos. Los reportajes, no menos de cuatro. El reportero deberá tener siempre las grabaciones originales de los declarantes, y no se podrá sacar de contextos, ni alterar ninguna de estas declaraciones con un fin distinto para el que fueron expresadas.

Sólo en caso extraordinario, en el que por la importancia y delicadeza de la información, se obligue a mantener la secrecía del o de los declarantes, el reportero deberá garantizar la calidad moral, su confiabilidad, y veracidad, para así dar como objetiva y cierta esta información, y a la vez, garantizar el anonimato del declarante de acuerdo a las leyes del país.

Ningun reportero  podrá disponer de la información obtenida con recursos de bajopalabra.com.mx para fines particulares ni publicarla en ningún otro medio de información. Deberán respetar, la originalidad, veracidad y exclusividad de la información que envíen para su publicación.

Los colaboradores

Se denomina así a todos aquellas personas que no laboran de manera formal con bajopalabra.com.mx pero que envían regularmente textos de opinión y análisis coyunturales.

A los comentaristas y columnistas que colaboran con bajopalabra.com.mx se les respetará siempre las opiniones y puntos de vista vertidos en sus textos. No se alterará de ninguna manera texto alguno de opinión, salvo que sea para corregir algún error ortográfico, de sintaxis, o que ayude a la mayor claridad y precisión de las ideas expresadas.

Los artículos de opinión y las columnas tendrán  una extensión única de dos cuartillas como máximo. La periodicidad de la publicación  será definida por la redacción. Si el texto de opinión o columna,  sobrepasare la extensión aquí mencionada, será editado para ajustarlo al espacio indicado.

El colaborador de artículo de opinión o columna, está obligado a investigar bien  y a fondo los temas de que trate, así como la veracidad y precisión de los datos y nombres a que haga mención.

Por ningún motivo, la libre opinión de columnistas y editorialistas invitados a colaborar, representará la posición editorial de bajopalabra.com.mx. Las opiniones vertidas por los colaboradores no será responsabilidad de bajopalabra.com.mx.

Los colaboradores, al igual que los reporteros, deberán abstenerse de recibir dádivas o buscar agradar a alguien en particular con sus escritos. La redacción se reserva el derecho de no publicar artículos o columnas faltas de espíritu crítico, cuya objetivo sea el halago o la promoción de algún personaje con la finalidad de lograr algún beneficio particular.

Las aclaraciones

Bajopalabra.mx tiene el compromiso ético de publicar siempre las cartas aclaratorias de aquellas personas que se consideren afectadas por alguna información publicada por este medio. Serán publicadas en el mismo espacio y tamaño de la nota aclarada. El reportero que hizo la nota tendrá siempre el derecho y la oportunidad de responder.

Las cartas aclaratorias deberán ser enviadas en hojas tamaño carta que no exceda de media página, o por correo electrónico desde una dirección plenamente  identificada con el nombre de quien envía la carta. Tratándose de alguna dependencia del gobierno estatal o federal, la dirección del correo deberá ser la de uso oficial y, preferentemente, la aclaración deberá ser enviada en hoja membretada de la dependencia.  El envío de una carta aclaratoria deberá ser confirmado por quien la envió a través de una llamada telefónica con el fin de garantizar la autenticidad de la misma y del remitente. De no ser así, no se podrán publicar las aclaraciones.

Del respeto

Los reporteros y cualquier otro miembro de la redacción, tratarán siempre  con respeto a todas las personas con quienes tengan relación  en el ámbito de su labor y respetarán su privacidad.

Los reporteros de bajopalabra.com.mx se abstendrán de publicar datos privados de las personas como dirección o teléfonos particulares, ni de aquellos que han sido víctimas de algún delito para evitar vulnerar su seguridad.

En las fotografías se difuminará el rostro de las personas que participen en dispositivos de seguridad pública, incluyendo civiles, policías y detenidos, cuando se considere que existe un riesgo de cualquier tipo para los involucrados.

De ninguna manera se publicarán fotografías de menores de 18 años que sean detenidos por policías de cualquier agrupación o militares.

Este es el sidebar "Pagina_interior", configurar en "widgets"
Este es el sidebar "Pagina_inferior", configurar en "widgets"

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero