Cómo ser madre y policía en el Acapulco violento

Este 10 de mayo 'Linda' no sabe cómo festejará
Por Francisca Meza Carranza

| 10:30 // 10 Mayo, 2017

"Desde que salimos de nuestras casas sabemos que posiblemente ya no regresemos"

Acapulco, Guerrero.- Además de ser mamá de una niña de 10 años, Linda, como le llamaremos de manera ficticia, tiene a cargo una de las responsabilidades más difíciles de la actualidad en Acapulco: brindar seguridad a la población.

Ella está consciente del riesgo que corre en su trabajo; “desde que salimos de nuestras casas sabemos que posiblemente ya no regresemos”, platica a Bajo Palabra en una de las oficinas de la Secretaría de Seguridad Pública.

Combinar el ser madre y policía municipal es todavía más difícil, pues sus jornadas laborales son de 24 horas; a pesar de eso sabe que su tiempo en casa es para cumplir con su responsabilidad y dar tiempo de calidad a su pequeña.

“Siempre estar al pendiente de ella; vía telefónica cada vez que salgo de casa, también siempre estar de buenas, no salir molesta y el tiempo que esté con ella que sea un tiempo de calidad”, expresó.

Reconoce que complementar ambas cosas “es pesado” porque luego de 24 horas de trabajo corrido llega cansada. En su casa debe estar al pendiente de ella y de otras labores que toda madre desarrolla; se le viene a la mente lavar su ropa.

Linda tiene dos años en esa corporación, por lo que no fue fácil para ella y para su hija adaptarse a su horario de 24 por 24; “al principio se le hizo extraño (a su hija) pero fue pasando el tiempo y ella se fue acostumbrando así que ahorita ya ella se adaptó a esto”, expresó.

Mira esto:  Pide regidor de Acapulco que Ejército desarme a la UPOEG

Ella es mamá soltera y sabe que tiene la responsabilidad de llevar el sustento a su casa; por eso decidió ser policía además de que le gusta trabajar; en sus ausencias, son sus padres quienes cuidan a su hija, por lo que sabe que queda en buenas manos.

“El trabajo de policía es mucha responsabilidad porque la jornada laboral es de 24 horas y desde que salimos de nuestras casas sabemos que posiblemente ya no regresemos, entonces esa es una de las desventajas que tiene ser policía; y nuestro servicio: el orden público y la seguridad de la ciudadanía entonces, sí es un poco difícil equilibrar lo que es el trabajo con lo que es la obligación de ser madre”.

Aún no sabe cómo festejará el Día de las Madres; el año pasado le tocó estar en servicio y tuvo que trabajar. “A veces, si toca estar de servicio, trabajando; si toca estar franca, en la casa dependiendo de las necesidades del servicio”.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

terraplen-pc

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero