De deslindes y reproches ; los ataques contra Nestora

Por Sergio Ferrer

| 19:21 // 25 Agosto, 2016

Tlapa, Guerrero.- A tres años de la detención arbitraria de Nestora Salgado García, que fungiera como comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá, adherida a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), se han incrementado ciertos ataques en su contra, no del gobierno, sino de algunas personas dentro de organizaciones y medios “alternativos” que se ostentan como sabedores de verdades absolutas de lo que pasa en Guerrero.

Desesperados por generar capital político y recursos económicos, buscan denostar a la defensora de derechos humanos.

Tenemos entonces que el Partido Obrero Socialista (POS) que dirige Cuauhtémoc Ruíz Ortíz critica ahora la figura de Salgado García arremetiendo con acusaciones en contra de la mujer, por quién en algún momento pidieron dinero en su nombre para “ayudarla”.

Valiéndose además de otros activistas como una mujer de nombre Queta, Tomás Holguín, un integrante del Comité Nacional de Presos Políticos y algunas páginas en internet como Carabina 30-30, Jornada x presos de México desde US y en algún momento 5oyMéxico, además de la página de FB Comité Nestora Libre.

Por otra parte, familiares de Salgado García emitieron un comunicado el pasado 20 de agosto, en el que destaca que 16 familiares se deslindaban de la defensora haciendo uso de un lenguaje que es usado como estandarte de lucha pero que en la realidad no es verdaderamente respetado, y que también cae en contradicciones de tipo político partidista.

Uno de los puntos más relevantes para analizar del comunicado refiere que ,“CRAC-PC representa una institución apartidista y sus miembros deben acatar ese precepto”.

En este sentido, recientemente, Clotilde Salgado, hermana de Nestora y una de las firmantes, aparece con su hija y más personas en una reunión con el diputado federal del V Distrito por el Partido del Trabajo, Victoriano Wences Real, ex alcalde de Tlapa y nuevo rico que, cuando estuvo de presidente municipal, movió a grupos para inhibir la presencia de policía ciudadana o comunitaria en la cabecera municipal.

Es así que el deslinde resultaría oportuno para aclarar detalles que no habían sido tan visibilizados por las personas que siguieron el caso en el exterior; es decir, la candidatura a la presidencia municipal de Olinalá por parte de una de las hijas de Clotilde, quien finalmente lograría una regiduría, y el descontento de personas afines a la Policía Comunitaria de Olinalá, de que se diera un toque partidista a la lucha de la Comunitaria mientras Nestora estaba en prisión, y terminaran por salirse.

Al principio de la autodefensa en Olinalá, Salgado García sí mantuvo diálogo con Wences Real al igual que con otros políticos que dijeron intervenir de buena fe apoyando la creación de la Comunitaria como Sofio Ramírez, que metieron su naríz pero después se esfumaron,  en el caso de Wences Real éste mostró interés al reconocer el repudio que había en contra del priísta Eusebio González, pero al no coincidir en los condicionamientos que buscó colocar el ahora diputado federal, se generó distancia, no así con otras integrantes de la familia.

En otras partes del texto, se leen palabras como; “nuestra institución”, adema del deslinde de la líder comunitaria y afirman que se han manejado con total honestidad, por su parte Nestora nunca acusó a sus familiares de corrupción o alguna situación reprobable. Es conocido por quienes han dado seguimiento a la situación de la Comunitaria en general, que en reuniones se habla de los partidos y hay libertad de voto, no así, de proselitismo, algo de lo que si bien en las Casas de Justicia es un riesgo que líderes con objetivos particulares busquen colocar, no ha prevalecido. Nestora Salgado nunca llamó a los comunitarios a votar por algún partido.

En otro párrafo el texto dice que trabajan sin pertenecer a la CRAC-PC, entonces nos encontraríamos con un grupo de autodefensa que aunque dice acatar a la CRAC-PC busca mantenerse al margen de lo que representan estar en una Casa de Justicia, someterse a la máxima autoridad que no es la Casa de Justicia de San Luis Acatlán, sino la asamblea general de  autoridades comunitarias.

Un día después, la respuesta de apoyo a la carta publicada en diversas páginas  por parte familiares, a cargo de Cuauhtémoc Ruíz Ortíz del POS, contiene un discurso de odio y enojo, quizá al buscar aferrarse a las causas sociales para sacar tajada.

Por ejemplo, habla del “repudiable comportamiento político” de Nestora, buscando claramente denostar a la defensora de derechos humanos.


Después, escupe el enojo del POS, tras su colaboración en las campañas para la libertad de Nestora por su “confesa colaboración de Nestora con la llamada Casa de Justicia de San Luis Acatlán, guarida de seudo policías comunitarios”, habría que preguntar a los comunitarios que han servido por años en aquellas comunidades de la Montaña y Costa Chica si así se consideran.

Después habla de la Casa de Justicia de San Luis y su “militancia”, quizá el señor estuvo tan ajeno a los procesos internos que pensó que Olinalá era el centro de la lucha comunitaria por la defensa del territorio y busca que así pudiera sonar para efecto de sus propios intereses.

 
Adelante, menciona la situación separatista, habría que recordarle al sujeto que es él quien ha colocado a Giovani Salgado en reuniones del POS, pero más allá repito, hay fotografías que muestran a familiares de Nestora en reuniones con Wences Real.

Después, con agresividad soltó en su texto “son igualmente repudiables los métodos con los cuales Nestora se ha conducido en estos meses y de los cuales al menos uno de los dirigentes del POS fue víctima. El uso de mentiras y hasta de calumnias también debe ser señalado para que sea extirpado del movimiento popular y democrático”.

El POS fue uno, no el único ni los primeros, que proclamaron la libertad de Nestora pero ahora se tornan en inquisidores que deben “denunciar vigorosamente lo que está haciendo la ex compañera, pues es una traición a la bandera comunitaria”.

Falta la libertad de muchos presos políticos incluidos Gonzalo Molina, Arturo Campos y Samuel Ramírez, pero no es por los caminos ambiciosos de personajes como Cuauhtémoc que se logrará mantener firmes los procesos comunitarios porque con el tiempo se ve como buscan desconfigurar la historia para que cuadre con sus intereses y versiones mal informadas.

Se le olvida al señor cuando enviaron una carta falsa que leyó Clotilde en Olinalá, se le olvidan los diálogos en los que Queta llevó una grabadora oculta, se le olvida que dejaba de lado a las hijas en las conferencias, y se le olvida que hay más personas que conocemos la historia de la región, sin ser omnipresentes y sabiendo que hay problemas, pero no como lo están pintando en un cuadro que está perdiendo sus colores.

terraplen-pc

Lo más reciente

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero