Dev.f, una escuela de ‘hackers’

Por Redacción

México-Conacytprensa | 11:56 // 28 Julio, 2015

Dev.f es una escuela para desarrolladores que nació en 2014 con el objetivo de crear un lugar donde programadores pudieran aprender y vincularse al mundo laboral de manera natural.

Manuel Morato Mungaray, cofundador de este proyecto, definió a Dev.f como una escuela de hackers. “Somos hackers, pero en el buen sentido de la palabra; no somos los que se roban contraseñas o quienes hacen crímenes cibernéticos, sino desarrolladores que construimos –a través de los sistemas­ informáticos– formas para mejorar diferentes factores de la sociedad con elementos de creatividad e innovación”, aclaró en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt.

Por tanto, además de ser un lugar de enseñanza, su cofundador aseguró que Dev.f funciona como un gimnasio para la mente. “En un gimnasio encuentras las condiciones adecuadas para hacer ejercicio y ponerte en forma. Aquí es lo mismo pero con la programación, los alumnos encuentran un ambiente ideal para desarrollar porque les damos todas las herramientas que requieren”, detalló.

Agregó que las personas que buscan ingresar a Dev.f son regularmente universitarios: “Nosotros tenemos un filtro de selección al que se puede aplicar mediante nuestro sitio web; filtramos con base en la calidad humana de la persona”.

“Más que buscar personas que sepan programar muy bien, buscamos que sean personas con mucha hambre de aprender y crear cosas nuevas”, añadió Morato Mungaray.

La escuela de desarrollo cuenta con diferentes niveles, en los cuales se clasifican a las personas de acuerdo al conocimiento previo que tengan en programación. “Cinta Blanca es el escalafón más bajo al que entra todo tipo de personas, ya que ahí pueden aprender desde lo más básico”, refirió el entrevistado.

Mira esto:  Adolescentes con baja autoestima son más adictos al móvil

Con respecto a los otros dos niveles, el director de Dev.f mencionó: “Cinta Roja va dirigido a un público que sabe los fundamentos de la programación y quiere conocer sobre arquitectura o patrones de diseño, así como programación funcional. Y a Cinta Negra entran personas que saben programar pero quieren adquirir buenas prácticas y aprender sobre las aplicaciones de las tecnologías más recientes”.

Para Manuel Morato Mungaray, el acercamiento de la sociedad hacia las tecnologías de la información es fundamental. “Ya casi todo se ha transformado en procesos informáticos de diferente complejidad, nosotros mismos vamos teniendo más dependencia de software en nuestra vida cotidiana”, dijo.

Añadió que Dev.f vio la necesidad de la sociedad por acercarse al desarrollo y programación enfocándose más hacia la solución de problemas, ya que cada vez hay más gente con la inquietud de crear cosas para ingresar al mundo informático.

Actualmente en México existen diferentes opciones de escuelas para desarrolladores, pero siempre desde un enfoque más avanzado, opinó el entrevistado. “Nosotros en Cinta Blanca aceptamos a personas que no saben prácticamente nada de programación pero que tienen las ganas y la creatividad para desarrollar”, enfatizó.

“Buscamos crear una comunidad, que los alumnos formen grupos y se puedan desarrollar profesionalmente brindando servicios con un valor agregado e incentivando las soluciones creativas”, añadió Morato Mungaray.

En palabras del director de Dev.f, en nuestro país existe una incipiente cultura hacker, la cual traerá un beneficio para la sociedad mexicana. “La cultura hacker puede ser un elemento que transforme a México; nosotros pensamos que una persona con una computadora y acceso a la red puede generar cambios sustanciales”, finalizó.

terraplen-pc

Lo más reciente

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero