Doroteo Guamuch, triunfo sobre la exclusión en Guatemala

Por Carlos Adán

| 16:29 // 10 agosto, 2016

Guatemala.- En 1952, el atleta guatemalteco Doroteo Guamuch Flores ganó la Maratón de Boston. Mateo Flores, es el nombre utilizado por un cronista deportivo estadounidense en los registros de prensa, al no poder pronunciar correctamente el nombre del atleta. Debido a esto, el Estadio de la Revolución fue renombrado como Estadio Nacional de Guatemala, Mateo Flores.

Durante estos días, he visto como las redes sociales se vuelcan en apoyo a los atletas guatemaltecos que participan en los Juegos Olímpicos de Río, orgullosos todos de su bella Guatemala, sintiendo los triunfos como suyos. Orgullo que no tengo derecho de sentir y considero injusto, porque como país poco hemos hecho para que estos valientes estén logrando estos triunfos impensables. Lo único que me permito sentir es admiración, ya que estas mujeres y hombres han crecido en medio de cualquier adversidad.

El triunfo no es de ninguna bandera, es de quienes madrugaron, tomaron un bus en el país con más muertes de pilotos del transporte urbano por extorsión en América Latina y, quizá sin desayuno, fueron a entrenar. Es un triunfo para los atletas, amigos y familiares de quienes vivieron en carne propia el sacrificio y la resistencia. De quienes no doblegaron su sueño ante la corrupción de las federaciones deportivas y sus tranzas para utilizar todo el dinero en gastos de representación de sus directivos.

Otro triunfo valiente sucedió ayer en Guatemala, y no solamente en la esfera deportiva, sino en la política y social. El artista plástico y pintor Benvenuto Chavajay (quién posee tatuada la cédula de Doroteo Guamuch Flores desde el 2012), se presentó al Congreso de la República, y en un performance en el que estuvieron presentes el Presidente del Organismo y demás diputados, presentó la Iniciativa de Ley para cambiar el nombre del Estadio Nacional al nombre real del atleta.

TAMBIÉN REVISA  Pugna de grupos criminales, responsables del violento lunes en Guerrero

Benvenuto-Chavajay_Noticias

Benvenuto lo define como un “gesto para sanar una herida desde los pueblos que han sido silenciados y excluidos”. Quiero entenderlo también, como un acto simbólico, de protesta y resistencia, ante el racismo que se vive en el país, uno de los quistes de esta sociedad intolerante y devota de la discriminación.

La iniciativa fue aprobada la misma tarde (110/158 votos) y ahora sí, el Estadio Nacional Doroteo Guamuch rinde honor a la memoria de uno de esos valientes que logró su triunfo representando a un país que nunca le dio oportunidades. Guamuch se ganó la vida como caddy, cargando palos y recogiendo pelotitas y propinas en los campos del Mayam Golf Club.1 Quizá otra de las formas de dignificar su nombre sea exigiendo que ningún otro atleta, artista, niño, mujer u hombre deje de ser reconocido con dignidad y respeto por su identidad.

  1. “Patas arriba: la escuela del mundo al revés”. Siglo XXI, 2005. Eduardo Galeano.

Otras noticias

terraplen-pc

Guerrero

Guerrero oficial

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero