‘El libro rojo’ compite en Semana Negra de Gijón

Libro
Por Redacción

| 13:59 // 13 Julio, 2017

El mexicano Gerardo Villdelángel mpite por el Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción de género negro

Gijón, (Notimex).- Con la idea de hacer una catarsis y una revisión histórica con los acontecimientos sangrientos de México en los últimos 130 años, el editor Gerardo Villdelángel presentó en la XXX edición de la Semana de Novela Negra de Gijón, “El libro rojo”, editado por el Fondo de Cultura Económica (FCE).

Con esta recopilación, el mexicano compite por el Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción de género negro de esta edición del festival literario, al que aspiran “Nos vemos en esta vida o en la otra” de Manuel Jabois y “La tinta del calamar”, de Miguel Barrero.

“‘El Libro Rojo’ es uno de esos proyectos que yo he venido realizando a lo largo de 20 años y que se formuló a partir del momento en que México entró en el tránsito a la democracia en el año 2000, cuando después de 70 años de gobiernos del PRI, gana la oposición en unas primeras elecciones respetadas, libres”, dijo el autor.

“En ese momento pensé en hacer una revisión histórica, para ver cuánta sangre había escurrido por México hasta llegar a ese momento específico del año 2000, cuando ganó las elecciones Vicente Fox Quesada”, dijo.

Al presentar el libro, anotó que “empecé a hacer una revisión a partir de 1870, que fue un parteaguas en México, sobre todo por la parte del triunfo de la República con Benito Juárez, pero también a partir de una revisión que se hizo en el siglo XIX de un libro que a su vez se llamó El Libro Rojo”.

Este fue un libro que escribieron autores muy importantes decimonónicos mexicanos, sobre todo Vicente Rivapalacio y Manuel Payno, quienes hicieron una revisión de tres siglos, de episodios cruentos ocurridos en México.

Para hacer la continuación de ese primer Libro Rojo, que ya va en su cuarto volumen, Villadelángel se fijó en cómo esos autores escogieron específicamente 33 capítulos que van de la muerte, por ejemplo de Moctezuma, que fue apedreado por su pueblo, hasta el fusilamiento de Maximiliano.

“Analicé porqué ellos acogieron 33 capítulos tan específicos en una historia de tres siglos y lo que creo es que fue a partir de la incidencia que cada uno de estos episodios tuvo en el discurso colectivo de su momento”, explicó.

Mira esto:  Violencia extrema deja 17 muertos en Guerrero

Anotó que fue así como hizo una revisión de 150 años, desde 1867 hasta nuestros días, para escoger capítulos muy específicos, que influyeron en el imaginario colectivo mexicano, en su momento, en cada uno de sus períodos y sus procesos y que desde luego tienen que ver con episodios político históricos como crímenes civiles.

Aseveró que la intención política del libro es muy clara, es muy específica. “A mi me interesaba acudir a estos crímenes que resolvió el ejercicio del poder sobre el cuerpo para perpetuarse, para permanecer ahí, para seguir gobernando, y para crear una forma de estructura de gobierno a partir de ello”, dijo.

Refirió que esto viene desde episodios de la Revolución Mexicana, donde fue muy clara la lucha de facciones, hasta episodios de nuestro presente que pueden alcanzar diversos capítulos que tendrán que tener un tiempo de espera, para poder analizarlos desde la lejanía del tiempo.

“Me interesaba que el ejercicio narrativo de estos libros se convirtiera en una especie de catarsis, en donde todo mundo tendría que dar su voz, tendría que dar su revisión de todo ese peso de crueldad, de ejercicio del poder, a lo largo de la historia de México”, enfatizó.

Para el proyecto, Villadelángel convocó a autores que van desde historiadores, narradores, antropólogos, filósofos, sin ideología determinada y con la condición de mantener datos duros, los datos reales de cada una de estas historias.

Puntualizó que “todas son historias reales que ocurrieron en México, pero haciendo un homenaje, una forma de ejercicio sobre el género latinoamericanista por excelencia que es la crónica, que es lo que fundó la literatura en América”.

“Este es un libro de crónicas con sus vueltas de tuerca literaria como tiene todo ejercicio de la crónica pero siempre respetando lo datos duros, haciendo siempre ejercicio historiográfico de cada una de las historias sin dejar de lado el oficio de la creación literaria”, concluyó.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero