Entre carencia y miedo, pobladores de Quetzalcoatlán deciden no desplazarse

Niños de Quetzalcoatlán
Por Alejandro Ortiz

| 09:47 // 24 Julio, 2017

La única actividad económica de los pobladores, es el tejido de la hoja de palma que es comprada por pueblos vecinos en tres pesos, mismos que tendrán que alcanzar para una familia de seis integrantes

Quetzalcoatlán, Guerrero.- A pesar de la falta de atención del gobierno, del nulo acceso a salud y de la escasa educación, el poblado de Quetzalcoatlán en el municipio de Zitlala, ha decidido no desplazarse en medio de las marcadas amenazas del crimen organizado.

Durante el fin de semana, el poblado de 40 personas se reunió en la humilde capilla de San Agustín, la cual es cuidada por fuerzas estatales, y hablan de la seguridad, educación y oportunidades.

En Náhuatl, los adultos del pueblo reconocen el miedo emanado de la persecución y muertes que han provocado en su contra un grupo armado, que presuntamente opera en el pueblo vecino de Tlaltempanapa, pero acuerdan no desplazarse ni pedir asilo en Chilpancingo, Zitlala ni en Chilapa, pues sus pocas pertenencias continúan en el pueblo.

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Entre carencia y miedo, pobladores de Quetzalcoatlán deciden no desplazarse

Pobladores se reúnen en la iglesia del poblado para aclarar su situación

“Se ha acordado que no se irán de Quetzalcoatlán y pedirán a las autoridades del municipio y del estado que aumenten las medidas cautelares del pueblo por los hechos de violencia y que se cumplan los acuerdos prometidos desde hace un año”, señala una traductora del Centro Morelos a medios de comunicación presentes en la reunión.

Los hechos de violencia regresaron hace dos semanas cuando dos vecinos del poblado bajaron a la cabecera municipal de Zitlala por diversos motivos y un grupo de armados, sin motivo aparente disparó en su contra.

En la acción, murió el señor Benigno de 60 años de edad, cuyo cuerpo es enterrado en la entrada del pueblo junto con dos litros de mezcal, y resulta herido otro vecino que ya ha regresado al pueblo con medios propios y ahora, como todo el pueblo, teme que los sicarios quieran asesinarlo.

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Entre carencia y miedo, pobladores de Quetzalcoatlán deciden no desplazarse

Un caldito de pollo para seis integrantes de una familia, su única comida durante el día

“Íbamos cuatro personas a Zitlala, estábamos cerca de Las Trancas (entrada a otra localidad), yo fui con mi esposa para que le firmaran en el ayuntamiento un documento de Prospera (programa de la Sedesol), y de la nada salieron cuatro personas”.

“Uno de ellos preguntó que de dónde veníamos y pidió la credencial, volteó a ver a Benigno y cuando dijeron que él también venía de Quetzalcoatlán, lo mataron, a otro le dispararon y dos salimos corriendo, nos tiraban por la espalda pero no nos dieron”, relata don Román, sobreviviente del ataque en Zitlala.

Desde enero del 2016, la muerte ha seguido al pequeño pueblo que tras la irrupción y muerte de seis personas, se vio orillado a irse del lugar.

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Entre carencia y miedo, pobladores de Quetzalcoatlán deciden no desplazarse

Tejido de hoja de palma, su única fuente de ingreso

Sin embargo, el 12 de julio del 2016, regresan con la promesa de autoridades estatales y municipales de que tendrán una obra de agua potable, proyectos productivos y despensas alimenticias para poder vivir en la zona; un año después solamente encontraron muertes nuevamente.

“Vamos a exigir que se cumpla lo acordado con los gobiernos, no se ha realizado ninguna de las acciones prometidas y no nos vamos a volver a ir del pueblo”, acuerdan.

La pobreza y miedo de Quetzalcoatlán, es fácilmente comparada con cualquier pueblo en guerra; no siembran más que frijol, no pueden salir a Zitlala por alimentos y no pueden buscar oportunidades fuera de su pueblo pues serían asesinados.

Mira esto:  Inicia ciclo escolar en 99% de escuelas de Guerrero

Los mismos policías que vigilan al pueblo han reconocido que son ellos quienes, a pesar del riesgo, compran alimentos que son encargados por las familias para llevárselos.

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Entre carencia y miedo, pobladores de Quetzalcoatlán deciden no desplazarse

En espera de recursos de salud y educación

El poblado vecino de Tlapehualapa, sube cada semana y vende pollo y otros alimentos para las familias que, conscientes de su secuestro, limitan su vida a las 300 hectáreas casi infértiles que rodean Quetzalcoatlán.

La única actividad económica de los pobladores, es el tejido de la hoja de palma que es comprada por pueblos vecinos ya que desde hace más de un año no pueden venderla en Zitlala, por el miedo a ser asesinados, y menos al tianguis de Chilapa.

Una tira de palma seca de 10 metros, es tejida durante cuatro horas y será vendida en tres pesos, al final del día las hábiles manos indígenas habrán ganado nueve pesos con los cuales buscarán maíz, sal, jitomate y chile.

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Entre carencia y miedo, pobladores de Quetzalcoatlán deciden no desplazarse

Violencia cierra las oportunidades de educación

La dieta de una familia de seis integrantes, consiste en dos muslos y una pierna que serán hervidos en cinco litros de agua con un jitomate para darle color, comida que ellos denominan “caldo de pollo” y que será su único guisado durante la jornada.

Los niños, juegan inocentemente en la cancha de la comunidad en espera de la jornada de clases de la cual están conscientes que sólo durará hasta terminar la educación primaria, el motivo; el miedo.

Durante el encuentro del fin de semana, los adultos acuerdan que los cinco niños que concluyeron su educación primaria, serán ahora hombres de campo y las mujeres comenzarán a tejer la palma para apoyar con el sustento familiar.

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Entre carencia y miedo, pobladores de Quetzalcoatlán deciden no desplazarse

Artesanías que se venden en tres pesos

“Nosotros queremos que estudien pero si los mandamos a Zitlala nos los van a matar y además no tenemos dinero, no hay oportunidades”, reconocen resignados a seguir ese patrón ancestral de vida.

Es así como en una reunión de una hora, se ha definido nuevamente el destino de un pueblo asediado y secuestrado por el narco.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero