Evitará provocación de la UPOEG, afirma el gobernador

Héctor Astudillo
Por Carlos Navarrete Romero

| 19:35 // 27 Julio, 2017

Sin embargo, advierte Héctor Astudillo que no pasarán por alto el “abominable crimen” en Cacahuatepec, en la zona rural de Acapulco, donde una familia fue masacrada

Chilpancingo, Guerrero.- Para el gobernador Héctor Astudillo Flores, la postura que ha asumido la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), al negarse a dejar las armas, es una provocación, por ello convocó a quienes la integran a apegarse a la legalidad.

Entrevistado hoy al concluir la ceremonia de destrucción de armas de fuego decomisadas por el Ejército, el gobernador habló nuevamente de las guardias armadas y la necesidad de que dejen de operar fuera de la ley.

Primero se refirió a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC). De esta organización -que es la única que se rige por la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y las Comunidades Indígenas- el gobernador comentó que debe debatirse su operación en “términos de diálogo y sensibilidad”, para que su actuación sea siempre dentro del marco legal.

Pero cuando hizo mención de la UPOEG, organización que encabeza Bruno Plácido Valerio, misma a la que se le atribuye la masacre de San Pedro Cacahuatepec el pasado 9 de junio, el tono del Ejecutivo fue distinto.

“Con la otra organización, con la UPOEG, les quiero decir que mi convocatoria es que se apeguen a la ley, pero también no podemos dejar pasar en alto los abominables crímenes que se cometieron recientemente en Cacahuatepec, a mí me parece que no se puede dejar de tener memoria en acontecimientos que están ahí”.

Aclaró que en su carácter de gobernador no tiene interés de confrontarse con ninguna organización, “pero el gobernador tiene muy claro que no es respondiendo a provocaciones, a descalificaciones-provocaciones, repito descalificaciones-provocaciones, de quienes pretenden responsabilizarse de acciones que no les corresponden y además han incurrido en acciones que son reprobadas no sólo por el gobierno, sino por la propia sociedad”.

En cuanto a los policías de Ahuacuotzingo que fueron asesinados el martes durante un asalto a un vehículo de Prospera, Astudillo lamentó el hecho y aseguró que el gobierno del estado apoyará a las familias de las víctimas.

En un comunicado, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, dio a conocer que el gobierno estatal cubrirá los gastos de traslado a las familias que viajaron a Chilpancingo a reclamar los cuerpos.

Mira esto:  Estudiantes rechazados de la UAG, una protesta sin eco

Además, indicó que recibirán apoyos económicos y becas para los hijos de los agentes que perdieron la vida.

“A las esposas se les apoyará para que se incorporen a los diferentes programas de la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno del estado, para que tengan un ingreso económico. Asimismo, la Fiscalía General aportó recursos para el pago de los gastos por los servicios funerarios y orientación jurídica a las familias”.

Astudillo dijo que tras el hecho, se comunicó en dos ocasiones con el alcalde de Ahuacuotzingo, Gerzaín Hernández Casarrubias, para conocer la situación, pero aclaró que en ningún momento hablaron de la situación de los policías dentro de la corporación.

Consideró que en los 81 municipios de la entidad es necesario revisar en qué situación se encuentran los policías, a fin de evitar lo que sucedió en Ahuacuotzingo, donde el alcalde contrató de manera irregular a los cinco policías asesinados.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero