Gabinete de seguridad federal ¿desconfía de Evodio? |OPINIÓN

Evodio, el excluido
Por María Mercedes del Palmar

| 17:03 // 15 Junio, 2017

El alcalde de Acapulco no participa en las reuniones del gabinete de seguridad. En reportes de seguridad nacional desconfían de Evodio Velázquez.

A la víbora de la mar

 

Gabinete de Seguridad Federal y Estatal

Gabinete de Seguridad Federal y Estatal

Pues resulta que desde abril de este año, el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre fue echado de las reuniones del más alto nivel del Consejo de Seguridad para Guerrero, la instancia que reúne a los comandantes de la zona militar y naval del estado, así como a los delegados de otras instancias federales de seguridad. La razón: porque no confían en él.

En la reunión del 16 de mayo del gabinete de seguridad federal y estatal, el alcalde no estuvo. Allí sin la presencia protagónica de Evodio, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, destacaron que de acuerdo a los resultados, “Acapulco ha venido avanzando positivamente en la estrategia de seguridad lo que ha disminuido las cifras de homicidios dolosos vinculados a la delincuencia”.

Allí Osorio Chong enfatizó que “las corporaciones que estén vinculadas con la delincuencia organizada se están combatiendo en conjunto gobierno federal y estatal contra la filtración de seguridad…”

La desconfianza del aparato de seguridad federal hacia del alcalde de Acapulco, proviene de varias tarjetas informativas en poder de la Segob, donde se alerta de sus relaciones con personeros de grupos “extraños” disfrazados de empresarios, además de tener comprometida a la policía municipal. Los vínculos se extienden hasta la zona de tierra caliente de Guerrero.

Sesión del Gabinete Federal de Seguridad

Sesión del Gabinete Federal de Seguridad

La desconfianza del aparato de seguridad que pesa sobre el alcalde de Acapulco ha ido creciendo con la narcoviolencia desatada en Acapulco. En este tema, coyuntural para la vida turística del puerto, el señor Evodio es un cero a la izquierda. ¿Alguien se acuerda de los resultados del viaje de este alcalde a Colombia? Entre las ocurrencias que inventó fue que retomaría el ejemplo de la policía colombiana para combatir la narcoviolencia en Acapulco, pero ¿dónde están esos programas?

De lo que hay indicios fuertes es del atraco realizado a los recursos del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), un dinero del que no hay evidencias tangibles en las mejoras de seguridad municipal, pues es evidente el deterioro de vehículos, mobiliario y uniformes. El dinero del Fortaseg, de acuerdo a la contraloría, se dispersó en la “construcción y remodelación” de módulos policíacos donde casi nunca hay policías. Remodelaciones que costaron, según el ayuntamiento de Acapulco, más de un millón de pesos, como el modulo ubicado en El Parazal, de la calle  Parián.

Modulos millonarios

Modulos millonarios

Ocurre lo mismo en lo que se refiere a la millonaria inversión para la reconstrucción del tejido social 2016. Las acciones realizadas con este dinero fueron sólo para justificar el robo de estos recursos, es el momento en que no existe ninguna evidencia real, ni resultados de ese millonario gasto, mucho menos un informe transparente. A las y los regidores de Acapulco no parecen interesarle estos asuntos.

Mira esto:  Confirma Fiscalía detención del agresor de locutora indígena

Desencuentros

Desencuentros

Aunque no lo quieran reconocer públicamente, pues no viene al caso, las diferencias entre el alcalde de Acapulco y el gobernador son demasiado claras. El asunto de fondo, hasta donde se sabe, es el malestar de Astudillo por la actitud gandalla y protagónica del alcalde porteño.

La gota que desbordó la tolerancia del Ejecutivo estatal, fue cuando en pleno Tianguis Turístico, en el mes de abril, pretendió competir y ganarle el protagonismo del evento al gobernador, incluso se montó en las obras del macrotúnel y ofreció a empresarios chinos facilidades increíbles para la inversión, saltándose en todo la relación de respeto y reciprocidad que debió observar con la figura del Ejecutivo, algo de la más elemental politiquería.

Mini consejo de seguridad

Mini consejo de seguridad

Le quedan escasos meses de gobierno a Evodio. No ha hecho, ni hizo un gobierno que pueda dejar satisfecho al electorado que votó por el PRD. Por lo contrario, cualquier encuesta revelaría el nivel de repulsión que tiene la gente por su figura vinculada a la corrupción.

El PRD, proclive a justificar la corrupción de sus militantes pero a señalar la paja en el ojo ajeno, nunca pudo exigirle que gobernara con decencia y honestidad. No existe la autocrítica en ese partido ni en ningún otro.

El PRD como el PRI o Movimiento Ciudadano cuando gobernó Walton, se sumó a la corrupción en Acapulco, y ahora es parte y responsable del deterioro social y la inseguridad que vive este puerto. No tienen ninguno de ellos justificación alguna. Todos defraudaron a la gente.

Violencia en Acapulco

Violencia en Acapulco

Ante un alcalde del que desconfían los mandos de seguridad nacional, y en pleno recrudecimiento de la violencia en Acapulco, es increíble el cinismo de los líderes perredistas que a pesar de lo corrupto y mediocre que ha sido el gobierno de Evodio, aún quieran, como es el caso del ex secretario de Sedesol municipal, Víctor Aguirre, y otros de cochambrosa trayectoria, volver a repetir.


*María Mercedes del Palmar, es egresada de la escuela de periodismo Carlos Septien García; es editora general y parte del Consejo de Redacción de Bajo Palabra.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

terraplen-pc

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero