Los afros de Acapulco viven segregados

Herencia africana
Por Sergio Ferrer

| 21:09 // 1 Junio, 2017

Según la investigadora Javiera Donoso, la mayoría no conoce los términos afromexicano o afrodescendiente, y han recibido humillaciones por el color de su piel

Acapulco, Guerrero.- En la ciudad de Acapulco la mayor cantidad de población afrodescendiente esta segregada racial y laboralmente. Hay barrios y sectores específicos donde vive la población afro, los cuales colindan con colonias indígenas principalmente na savi, lo que demuestra la presencia de patrones de discriminación, según reveló un estudio de carácter exploratorio elaborado por la catedrática Javiera Donoso Jiménez.

Donoso Jiménez, quien trabaja para la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), afirma que en la zona urbana del puerto, el nivel educativo en la población afro es superior al de los indígenas.

Las mujeres afro tienen niveles educativos más altos que las mujeres indígenas, lo cual tiene “una especie de liderazgo o matriarcado en familias afro que cuando tienen la oportunidad económica de mandar a sus hijas a estudiar, contrario a la población indígena, que procuran que el hombre logre la mayor cantidad de estudios, sacrificando incluso la escolaridad de la mujer”, expuso.

El estudio de carácter exploratorio se dio a conocer parcialmente durante el Coloquio Nacional “¿Cómo queremos llamarnos? Horizonte Censo INEGI 2020”, convocado por el Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad PUIC de la UNAM, y las organizaciones sociales África AC y Púrpura, efectuado en la Ciudad de México.

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Los afros de Acapulco viven segregados

Fusión indígena y africana.

Tuvo entre sus conclusiones enviar un catálogo de autodenominaciones de las distintas regiones del país que tiene población afrodescendiente al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Según el análisis de la investigadora, Acapulco no tiene rezago educacional con respecto al tema racial, algo que resulta contrastante al hablar de otras regiones de Guerrero, como Costa Chica o en estados como Oaxaca, en donde, a decir de la activista de África AC, Angustia Torres Díaz, los índices más altos de analfabetismo y el promedio de escolaridad más baja en 69 municipios con población negra, se presentan en las mujeres, ya que se ven obligadas a dejar la escuela para contribuir a la economía familiar.

El estudio forma parte de una primera encuesta de grupos vulnerables sobre derechos humanos, discriminación y violencia en la zona urbana de Acapulco.

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Los afros de Acapulco viven segregados

Ceño fruncido.

El estudio se hizo con 860 personas en 20 colonias de Acapulco. Cabe destacar que ni el gobierno estatal ni el municipal cuentan con estadísticas unificadas en este ámbito.

Para el caso de los afrodescendientes, las encuestas dieron los resultados que se exponen a continuación.

En cuanto a identidad racial de la población afro en el Acapulco urbano, un 64.5 por ciento se identificó como moreno, el porcentaje más bajo de autoidentificación fue con el término afrodescendiente, “por un desconocimiento del término, al ser la denominación afromexicano un término acuñado desde las élites, que no surge desde las bases sociales

“La élite intelectual construye términos para nombrar a un determinado grupo poblacional”

Detalló que hacen falta foros o asambleas que reasignen nombre a los grupos étnicos que tengan que ver más con lo que ellos sienten o se identifican que con lo que surge de la academia.

Dentro del porcentaje de la respuesta  a la pregunta “¿tú has sido discriminado por tu color de piel?”, un 62.7 por ciento afirmó que sí. La discriminación se denota en burlas, ofensas, señalamientos, indiferencia, maltrato y rechazo, lo cual representa prácticas simbólicas de patrones culturales construidos en la sociedad mexicana, en la que hay rechazo a las personas de piel más oscura.

Mira esto:  Guerrero: demandan feministas aplicar norma que permite aborto legal

El 52 por ciento de las personas encuestadas mencionaron que por su color de piel se les discrimina mucho, 32 por ciento consideró que poco. Refirieron que les han dicho negros, prietos, esclavos, de una manera despectiva, así como apodos hirientes o insultos. 56 por ciento de las personas cuestionadas señalaron que son indiferentes a la denominación negro, 25 por ciento lo ve como algo negativo y un 12 por ciento como algo positivo.

Este módulo de identidad racial arrojó un debate interno en el proceso de investigación, reconoció la doctora, “¿cómo dirigirse a la población  afro? Sabemos que existe un proceso reciente que aspira a recuperar y resignificar el pasado histórico de un grupo étnico que se ha desdibujado en una sociedad diversa, pero racista, que tiende a homogenizar a los individuos o grupos, con el fin de conservar un dominio hegemónico blanco o mestizo por sobre otras personas, afros o indígenas, principalmente”.

La negación de la identificación se nota en todas las esferas de la sociedad mexicana, e incluso desde el propio Estado.

Los afromexicanos no son reconocidos como grupo étnico nacional a nivel constitucional, ni en lo fáctico, siendo un ejemplo la ausencia de censos nacionales.

Ante esto, existe un activismo que ha puesto sobre la mesa de discusión el reconocimiento y la incorporación de este grupo como sujeto de políticas públicas focalizadas, abriendo espacio a una resignificación social que facilite el empoderamiento e inclusión social desde la valoración de la diferencia.

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Los afros de Acapulco viven segregados

Complicidad.

Donoso Jiménez plantea que es responsabilidad de los gobiernos elaborar políticas públicas con perspectiva de derechos humanos manteniendo una búsqueda de respeto a la diversidad racial, cultural y étnica, como está estipulado en los tratados respecto a los derechos humanos que ha firmado México.

Para la elaboración del estudio exploratorio, Donoso Jiménez y su equipo se basaron en categorías de la Comisión Nacional de Derechos Humanos  (CNDH) creando siete grupos vulnerables; aunque son encuestas de percepción, no son representativas sobre si una persona no se identifica dentro del grupo del cual se pregunta, lo que genera dudas metodológicas.

Por parte del Inegi, aunque la encuesta presentó datos duros, hay un problema con la población afro, ya que informan de manera general, pero no sobre la zona urbana de Acapulco.

El trabajo expuesto por Donoso Jiménez no fue tan amplio como una investigación, por la falta de recursos, pero contiene información básica útil para una investigación más precisa.

El estudio total se aplicó a afromexicanos, indígenas, personas con discapacidad, mujeres, niños, comunidad LGBT y adultos mayores, teniendo un cuestionario específico para cada uno de los grupos en los temas de violencia, discriminación, derechos humanos e identidad racial, y será publicado en un libro gratuito.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero