Luego de protesta, CAPAMA manda agua a colonos

Por Francisca Meza Carranza

| 19:34 // 9 Mayo, 2017

El organismo que distribuye el líquido en Acapulco tiene problemas para el pago de la electricidad; CFE “no nos quiere”, dice la presidenta del DIF, Perla Edith Martínez

Acapulco, Guerrero.- Habitantes de la zona Poniente del puerto lograron, con su protesta del lunes en el ayuntamiento, que la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) les dote de agua cada siete días.

El encargado de la Dirección Operativa de la CAPAMA, Jorge Jerónimo Vargas Jijón, detalló que acudieron con el director Javier Chona Gutiérrez -quien hoy se negó a dar entrevista- que justo en el momento en el que recorrían la calle Almendro, de La Jardín, el agua llegaba a los hogares.

Dijo que en el lugar se comprometieron a dotar el servicio de manera regular: “allá el agua es regular, es cada siete días, porque tandean en toda la zona”, argumentó que antes el agua les llegaba cada tres semanas o hasta un mes.

En las zonas donde no hay infraestructura, dijo, este martes les daría 15 servicios con las tres pipas que les dejaron, de las cinco que repartían en la zona.

El funcionario dijo que se instaló también una bomba del tanque Tehuacán para el rellenado de pipas, pues reconoció que la que se distribuía era salada.

“En Tehuacán se instalan bombas para llenar las pipas directamente de la infraestructura de CAPAMA, ya no se dará agua de pozo, ya están sobreexplotados y tienen introducción salina, por eso es que ya no se puede abastecer de ahí, sino del tanque Tehuacán”, admitió.

El acuerdo fue que el abasto con pipa será de tandeo, pero sólo para aquellos a los que no les llegara el agua cada siete días.

Mira esto:  Así se convirtió el gato en el animal doméstico que conocemos hoy

Este martes se llevó a cabo un desayuno como festejo del Día de las Madres para las trabajadoras de la paramunicipal, en el hotel Emporio en donde se repartieron sobres amarillos con el bono de 4 mil 50 pesos para 266 mujeres.

En su discurso, la presidenta del DIF municipal, Perla Edith Martínez Ríos dijo a las madres que trabajan en un organismo en el que “siempre nos están pegando, siempre nos están cuestionando”.

No obstante, reconoció que el agua es el principal elemento para el desarrollo de las familias de Acapulco, pero que hay una gran necesidad de estas porque la infraestructura es obsoleta.

Consideró que la Comisión Federal de Electricidad “no nos quiere” y por eso ha afectado el tema de la luz en la CAPAMA.

“Si nos escucha: que puedan ser más solidarios con nosotros ¿o no lo vemos en el recibo en casa? A veces sólo tenemos un refri y ventilador para ahuyentar a los mosquitos y llega el recibo de 300 o 400 pesos; imagínense lo que debe mover CAPAMA en cuestión de electricidad, todo lo que se mueve en estructura de CAPAMA debe ser con luz, así que la luz está por los cielos y por eso ahí viene la problemática de Acapulco, además de que no todos tenemos la cultura del pago”, expresó.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

terraplen-pc

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero