México: sin exploración geológica menos del 50 por ciento del territorio

Por Redacción

| 13:16 // 30 Julio, 2017

El estudio de la Geología también contribuye en el conocimiento de los minerales para generar alimentos, crear nuevos fertilizantes, pesticidas que no sean dañinos al organismo y que ayuden muchísimo más al fortalecimiento del cuerpo. Así, apoya a otras actividades como la medicina, la agricultura y la educación, resaltó.

México.-  A las sociedades del mundo, la geología sirve para muchas cosas, en primer lugar para saber que la Tierra es el único hogar que tenemos y que no podemos agarrar nuestras maletas e irnos a otro lado, destacó Óscar Irazabal, Ingeniero Geólogo mexicano con 30 años de experiencia profesional.

En entrevista con Notimex, el también encargado de colecciones del Museo de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) durante 28 años añadió que esta ciencia también permite saber que los humanos necesitan recursos naturales para vivir, alimentos, agua y aire, y satisfacer muchas necesidades, y que todo eso sale de este planeta.

A partir de lo anterior, advirtió, debemos tratar de conocer cómo es el planeta para poder cuidarlo. “Hoy vivimos una época de cambio climático, fuertes calores, fuertes lluvias y fuertes ventiscas, porque estamos modificando el planeta y con ello modificando nuestra casa. Consecuentemente, debemos modificar nuestros alimentos para poder sobrevivir”, señaló.

Por definición, dijo, la Geología es la ciencia que se encarga del estudio de la Tierra, gracias a lo cual podemos entender cómo es nuestro planeta en la actualidad y su estatus en el pasado. Es una profesión siempre apoyada en la química, física, matemáticas, geografía e historia. “En síntesis, es el arte de conocer la Tierra”.

El conocimiento del planeta nos ayuda a vivir mejor, subrayó y acotó que prácticamente no hay actividad humana en la que no estén presentes los recursos naturales que estudia la geología, rocas o minerales. Está en el papel, en los lentes que para ver o para protegerse de los rayos del Sol, en la ropa y calzado, en los lápices y computadoras.

Permite comprender cuáles son las necesidades del hombre, le proporciona satisfactores. “Originalmente esa ciencia nos ayudó a curtir las pieles para protegernos de las inclemencias del clima. Los primeros hombres usaron rocas, como la obsidiana, y la sal para cortar y curtir las pieles y hacer vestidos”, recordó.

En la actualidad todos los tipos de metales salen de los minerales, son utilizados en las industrias que fabrican automóviles y aviones, igual que de la construcción, donde dichos materiales tienen un papel básico. “La geología está presente y vigente desde que el hombre es hombre”, subrayó el experto.

Sin embargo, hoy en día es más necesaria porque el mundo está en una época de ahorro de materias primas. Por ejemplo, en sus inicios la telefonía celular creaba aparatos muy grandes y hoy son más pequeños porque esa industria está consciente de la urgencia de ahorrar recursos y optimizar su uso, lo que repercute directamente en un mundo mejor.

La actividad que más demanda el conocimiento de la geología es la ciencia, y dentro de la industria, las dedicadas a las nuevas tecnologías. Para fabricar un teléfono celular se requieren más de 40 elementos minerales diferentes; desarrollar una pantalla para celular demandó más de tres años, sólo para hacer el crecimiento de los cristales que se querían.

Consecuentemente, hoy como siempre, los geólogos están a la búsqueda de nuevos materiales y tecnologías para poder satisfacer las necesidades de todos los habitantes de este mundo. La geología está vigente porque debemos ver cómo nos cuidamos y cómo protegemos el planeta. “Para eso debemos evolucionar esos recursos, que por cierto, no son renovables”, recordó.

En ese sentido, destacó que el nivel de los egresados de la carrera de Ingeniería Geológica en México está reconocido a nivel internacional. “Cuando salen al extranjero para continuar sus estudios o integrarse al campo laboral, los geólogos mexicanos demuestran de inmediato su alto nivel académico, como el de las mejores universidades del mundo”.

Mira esto:  Sujetos a sanciones quienes cobren cuotas escolares: SEG

Mencionó que México había sido un país petrolero por excelencia, pero antes de eso fue eminentemente minero. “Hoy estamos volviendo a esa actividad buscando energías alternas, lamentablemente, existe un déficit de geólogos para trabajo de campo, mientras para el trabajo de investigación igual hay un déficit, aunque menor”.

México tiene la prestigiada Escuela de Minas en Guanajuato, y otras de geología en Taxco, Guerrero; Villahermosa, Tabasco; Tampico, Tamaulipas; en Durango, Sonora, Chihuahua, Nuevo León y otras entidades del país; además, actualmente se abren nuevas, como en Poza Rica, Veracruz, la cual está dedicada exclusivamente al petróleo, informó.

El estudio de la Geología también contribuye en el conocimiento de los minerales para generar alimentos, crear nuevos fertilizantes, pesticidas que no sean dañinos al organismo y que ayuden muchísimo más al fortalecimiento del cuerpo. Así, apoya a otras actividades como la medicina, la agricultura y la educación, resaltó.

La geología es una ciencia importante pero discreta, y sin estar relegada, sí se mantiene tras bambalinas, mencionó el entrevistado al subrayar que no obstante su desempeño y reconocimiento en el extranjero, el número de geólogos egresados cada año en el país es insuficiente para las necesidades del país.

Refirió que la República Mexicana es muy grande, y hasta hoy geológicamente se ha explorado menos del 50 por ciento de su territorio. “México todavía tiene muchísimos recursos que hay que buscar, trabajar y estudiar”.

Asimismo, recordó cómo se acercó a esa ciencia. Fue en su infancia, cuando vivía en una calle empedrada del sur de esta ciudad y desde tercer año de primaria le llamaba la atención el tamaño, formas y brillos que tenían las piedras.

“Me acerqué a mi maestra y con la curiosidad propia de la edad que yo tenía entonces le pregunté qué eran, cómo eran, de dónde salían; ella me dijo que no sabía, pero que si yo estudiaba algo relacionado con la Tierra podría, algún día, hallar respuestas a todas esas preguntas y a muchas más. Ahí nació mi gran gusto y enorme pasión por la Geología”, precisó.

Tiempo después, continuó, en un viaje familiar a Guanajuato conoció una mina y de paso los minerales, y fue cuando decidió estudiar algo relacionado con la Tierra. Hoy es el adulto que soñó ser cuando era niño: “ser alguien que conociera el planeta y pudiera cuidarlo. Hoy lo soy y soy feliz, con 30 años de carrera y casi 28 este museo estupendo”.

Ha tenido la oportunidad de trabajar en otros museos y asesorar varios más. Ha recorrido toda la República Mexicana y ha viajado al extranjero para conocer y apoyar museos y crear escuelas, por lo que en su futuro ve “cuidar las colecciones del museo, dar clases de mineralogía y fomentar el cuidado del planeta entre mis alumnos de la UNAM y del IPN”.

Conocer la Tierra, subrayó el ingeniero geólogo Óscar Irazabal, es lo que nos va a salvar de una catástrofe mundial, por eso anima a los jóvenes estudiantes de bachillerato para que sigan esta carrera, que, además, los puede llevar a conocer sitios insospechados, estar en contacto con la naturaleza, saber quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos.

Hay mucho campo laboral en las áreas que tienen que ver con la electricidad, con el agua, con el suelo y con los recursos naturales; en la minería geofísica, de riesgos volcánicos y mucho más, además que hacen falta geólogos. Esta carrera se hace en la exploración de valles, montañas, selvas, ríos, “si nos gusta la naturaleza, sentir el sol y la lluvia en el cuerpo, la geología es lo ideal”, concluyó.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero