Rescata proyecto social a comunidad indígena en Guatemala

Progreso sostenible
Por Redacción

| 22:43 // 14 Mayo, 2017

Dotan a Tzununá de infraestructura y recibe mejoras en educación, salud y nutrición

Ciudad de México.- Una comunidad indígena guatemalteca es rescatada de la marginación y el abandono mediante un programa social enfocado en nutrición, ambiente, infraestructura y educación a cargo de una fundación privada.

La iniciativa social, que cumplió cinco años este mes, se lleva a cabo en la aldea Tzununá, municipio de Santa Cruz La Laguna, del occidental departamento de Sololá, una región agobiada por la pobreza, donde predomina la población indígena.

“Las obras de infraestructura que se edificaron están concebidas para satisfacer los servicios básicos de la población de Tzununá e incentivar una economía pujante y sostenible”, aseveró el director de la Fundación Castillo Córdova (FCC), Rolando Castillo, quien dijo que es fundamental el apoyo de la comunidad.

El Proyecto de Desarrollo Comunitario Integral Microcuenca Tzununá, Santa Cruz La Laguna, se refiere a un “modelo integral, replicable y sostenible, con pertinencia cultural y enfoque prioritario hacia el combate de la desnutrición crónica”.

Además del combate a la desnutrición, un problema que afecta a más del 50 por ciento de la población de niños guatemaltecos de cero a cinco años de edad, el proyecto trabaja en los ejes de educación, empresarialidad, gestión ambiental y de riesgos e infraestructura.

Según resultados de la iniciativa, en una serie de acciones aplicadas en los últimos cuatro años en la comunidad, bajó en 5.2 por ciento el índice de desnutrición crónica, al pasar de una prevalencia de 76.5 por ciento registrada en 2013 a 71.3 por ciento.

Mira esto:  PRD se desinfla; militantes de Oaxaca se pasan a Morena

En el eje de infraestructura, los responsables del programa social reportaron la creación de 25 obras de infraestructura valoradas en 15.5 millones de quetzales (2 millones de dólares). Las obras beneficiarán a casi diez mil personas que viven en la microcuenca Tzununá, “quienes ahora cuentan con espacios dignos destinados a la salud, educación y vialidad”, informaron voceros del proyecto.

Cuando comenzó el programa, en mayo del 2012, “se encontró que el 89.3 por ciento de la población sobrevivía en condiciones de pobreza general y, de este porcentaje, el 42.3 por ciento en pobreza extrema”. “Las precariedades sociales y económicas eran evidentes, además de la carencia total de infraestructura necesaria para servicios básicos”, pero con el proyecto en marcha se trabajó en infraestructura social y ordenamiento urbano.

El “puesto de salud” de la aldea Tzununá, que estaba en “total abandono”, sin condiciones para prestar servicios, fue transformado en un Centro de Salud “moderno y equipado” que ofrecerá servicios como emergencia, ginecología, nutrición, odontología, entre otros.

Los aportes en infraestructura se extendieron a la construcción de centros de capacitación.

Con una aportación de 97 mil dólares del gobierno de Japón, se remodeló la Escuela Oficial Rural Mixta Pajomel, que se equipó con donaciones de empresas e instituciones guatemaltecas.

Además se reconstruyeron cinco escuelas, incluida la Primaria Tzununá, con una inversión de 200 mil dólares de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana, y se construye el edificio para clases de telesecundaria.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero