Sedatu se deslinda de construcción de escuelas para damnificados

Aulas de madera y cartón
Por Luis Jijón León

| 14:10 // 31 Mayo, 2017

Engañaron a los damnificados, dice el delegado en Guerrero

Chilpancingo, Guerrero.- La construcción de planteles educativos y un centro de salud en el fraccionamiento El Mirador, donde fueron reubicadas las familias damnificadas por las lluvias del 2013, no es responsabilidad de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), aseguró su delegado en la entidad, José Manuel Armenta Tello, quien reconoció que a los vecinos en el proyecto inicial les vendieron otra cosa.

En entrevista, el funcionario federal dijo que ante la necesidad de un plantel y el costo que representaba para los padres trasladar a sus hijos hasta la ciudad a la escuela, los propios vecinos construyeron aulas de madera.

“Se planteó en el proyecto que seguramente les habrán presentado a los vecinos la posibilidad de que hubiese reserva de tierra para instalaciones de servicios. En ese mismo proyecto se dibujaron, se pusieron en el proyecto arbolitos y el puente, y escuela y el centro de salud, pero bueno, así se los vendieron”.

El fraccionamiento se encuentra al sur de la ciudad, sobre la Autopista del Sol, a las afuera de la capital. Para los padres de familia trasladar a sus hijos a la escuela resulta “carísimo”, lo que implicaba la deserción escolar, por lo cual los vecinos, por sus propios medios, construyeron aulas de madera y cartón, dijo el funcionario.

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Sedatu se deslinda de construcción de escuelas para damnificados

Ni la SEG atiende el problema de falta de aulas.

“El problema de El Mirador es lo lejos que le queda a esta gente la ciudad, y lo costoso que representa moverse para una persona que recibe 40 pesos diarios de ingresos, se le va la mitad en el trasporte público, y que obviamente ha obligado a que ellos opten para que los niños reciban clases”.

Mira esto:  Messi sin firmar con Barcelona

Pero construir una escuela en el fraccionamiento es responsabilidad de las autoridades educativas, y no de la Sedatu, dijo Armenta Tello, para lo cual se debe realizar un censo, para conocer el número de menores que hay y que plantel debe construirse.

“No hay escuelas, se tiene que hacer un censo para saber las edades de los niños, y si aplica una primaria, preescolar o hasta una secundaría, pero eso depende de la Secretaría de Educación; en 598 familias seguramente podrían encontrar una distribución de edades para la construcción de un plantel”.

En diciembre de 2014, el entonces titular de la Sedatu y ahora diputado federal plurinominal del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, visitó el fraccionamiento El Mirador, donde entregó de manera simbólica las viviendas a un grupo de damnificados que permanecían albergados en el Instituto del Deporte en Guerrero (Indeg), donde les prometió que se construirían planteles educativos, centro de salud y un acceso.

Sin embargo, actualmente cerca de 100 niños reciben clases en el lodo, en cuatro galerones de madera y lámina de cartón. Hasta el momento, la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) no ha dado respuesta a los padres sobre la construcción de las aulas.

Tampoco existe centro de salud, y el acceso se encuentra intransitable, por las lluvias, “y tuve que llegar para iniciar al proyecto del puente (que cruzará la Autopista del Sol)”, dijo Armenta Tello.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero