Un alimento nuevo

Por Gustavo Iñiguez

Guadalajara, Jalisco | 18:28 // 7 mayo, 2016

María Auxiliadora Álvarez
Piedra en :U:
Editorial Candaya, Barcelona, 2016

128 pp.

La asimilación rizomática propuesta por Deleuze y Guattari en su libro Mil mesetas como parte esencial de una propuesta estética dentro de la poesía ya ha sido estudiada, de forma magistral, por Eduardo Milán en la obra de la poeta mexicana Coral Bracho. En su ensayo, Milán dice que «“Rizoma” y el rizoma contienen ambos una enseñanza: la de discurrir sin meta, la de fluir sin límites, la de instalarse como un transcurso que no cesa de significarse a sí mismo pero que no es premeditado en la conquista de una significación precisa». En el caso de Bracho, la pauta estaba marcada con la inclusión de una cita Deleuze-Guattari a manera de epígrafe en uno de los poemas que integran el libro El ser que va a morir y esta idea fragmentaria aparece como una forma de ejecución dentro de los poemas de Coral.

En cambio, en el trabajo más reciente de María Auxiliadora Álvarez (Caracas, Venezuela, 1956), Piedra en :U:, la propuesta rizomática no aparece con un guiño directo, ni hacia adentro de los poemas, sino en la disposición de estos como parte del libro. Las conexiones pueden ocurrir en líneas rectas entre cada uno de los textos porque están en un espectro que les permite relacionarse sin que ocurra subordinación a un eje específico. La libertad de significación está dada en la forma abierta en la que los poemas fueron dejados en este caosmos, como lo llamarían los enterados en Deleuze-Guattari. No hay riesgo de desintegración por la atmósfera que se genera a partir del lenguaje de María Auxiliadora.

Cada poema consigue la unidad que podría interpretarse como nodo. Hay un concepto que se desdobla sobre sí mismo, en versos de corto aliento, con poderosas imágenes que, de manera vertical, agotarán ese respiro de honda sensibilidad que adquiere alta potencia intelectual. Temas como el silencio, la espera, el lenguaje, los sentidos, el entusiasmo, la intuición, la guerra, la memoria o la muerte, encuentran las palabras precisas que abrirán la territorialidad que posibilitará la convergencia de las líneas que dejarán expuesta la trayectoria de conexión con los otros poemas.

«La memoria
es carne
(des)compuesta

pero el mañana
del pensamiento

traerá

Un alimento
:NUEVO:»

El aliento espiritual que emana del trabajo de María Auxiliadora Álvarez es sorprendente. El esfuerzo por serenar las inquietudes prevalece en esta escritura que reflexiona para encaminarse a espacios de mansedumbre que, sin embargo, no cesan de moverse por esta cualidad orgánica que caracteriza la obra de la poeta venezolana. Piedra en :U: es un libro imprescindible y que, a pesar de algunos infortunados recursos visuales, resulta un enfrentamiento con la hondura sublime de la experiencia espiritual.

Columna de Gustavo Iñiguez

terraplen-pc

Trendy

Guerrero

Publicidad Secretaria de Salud

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero