Videgaray, otro peñada desde el despeñadero priista de Enrique Peña

Por Misael Habana

| 14:38 // 5 Enero, 2017

En dónde está el líder de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, esperamos a que hable sobre Videgaray

Las palabras de Luis Videgaray al tomar protesta del presidente Enrique Peña Nieto la cancillería me recuerda a mis maestros de la UAM- Xochimilco de los setenta cuando decían “no vengo a enseñar, vengo aprender de ustedes”.

Sin embargo, hay una gran distancia entre aquellos y este cínico, aquellos eran jóvenes y comprometidos con la educación y la lucha por la democracia en el aula y la vida cotidiana de aquellos años entumecida por el régimen de partido único.

El ahora canciller, este señor defenestrado de la Secretaria de Finanzas, acusado de corrupción, amigo de Trump , ni es demócrata, ni es nada, solo compinche del que parece el último presidente priista de este siglo.

luis.jpg_594723958

Videgaray no tiene ninguna credibilidad, ni la formación académica, ni política para tomar la responsabilidad al frente de la Secretaria de Relaciones Exteriores: “vengo aprender”. ¿Le alcanzarán los meses que faltan al régimen para aprender sin llevarnos, ahora sí, al fondo del despeñadero?

¿Qué dirían los artífices de la respetada política exterior mexicana de antaño? Que dicen los diplomáticos de carrera sobre esta imposición al gusto del imperio? Somos el hazme reír en el mundo por las determinaciones de quienes nos gobiernan. ¿Dónde se chingó México? ¿Qué hicimos para merecer esto?

Virgencita de Guadalupe parece que no han servido horas y horas de transmisión televisiva con falsas historias sobre tu amor, vida y milagros, recetadas todos los días por la televisión y en horario triple A para doparnos y evitar ver la realidad, para proteger a tus hijos de este pueblo que te adora y que solo eres exaltada desde la caja idiota por los enemigos de tus principales seguidores: el pueblo pobre.

Mira esto:  Los Ángeles FC presentan a Carlos Vela

Por lo que estamos viendo en la calle, la gente ya se enfadó, y no de rezarte precisamente , sino de los que usan tu nombre y todas las deidades a su alcance para seguir viviendo en su reino de los rascacielos elegantes, gobiernos ladrones de todo signo político que hacen un botín de los recursos públicos y quién sabe dónde vamos a parar.

Lo que vemos en la calle, en la tele blanca de este país, es solo resultado del hartazgo social contra su clase política y las determinaciones del titubeante rey de la corona abollada, el presidente Peña Nieto.

El mensaje del miércoles 4 de enero es otra manifestación de “la salud” de este gobierno que vino a aprender.

Por ello, es necesario ser inteligentes con nuestras manifestaciones de rechazo al impopular gobierno, nada de afectar a la población, nada contra los pequeños comerciantes y la industria nacional.

Sé que hay “un proletariado sin cabeza” que se mueve y hace bien, pero es necesario meditar hacia donde vamos.

¿Qué dice Andrés Manuel López Obrador de todo esto, en dónde está? Me gustaría saber su opinión que adivino, pero quiero que lo manifieste al pueblo de México.

Ojalá que pronto, celebremos reuniones, calle por calle, cuadra por cuadra, colonia por colonia, pueblo por pueblo, para que a la luz de la razón caminemos mejor camino.

Creo que no todo son malas noticias, este crecimiento de la conciencia social nacional, es una evangélica luz que al final del túnel deja soñar con una nueva alborada. Así sea.

Notas relacionadas

¿Quién saquea a quién en México?

Los policías también tienen derechos humanos: Sales Heredia

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero