Violencia asesina a 15 universitarios de Guerrero en 8 meses

La esquina donde mataron a Darwin
Por Luis Jijón León

| 09:30 // 31 Mayo, 2017

Todos los casos siguen impunes

Chilpancingo, Guerrero.- Darwin Raymundo Barrientos Miranda, estudiante de la facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) es el universitario asesinado número 15 en los últimos ocho meses, en Guerrero. Los casos siguen en la impunidad.

Barrientos Miranda fue asesinado la semana pasada a plena luz del día en Chilpancingo, una de las 50 ciudades más violentas del país.

El universitario fue atacado por desconocidos cuando se trasladaba sobre la lateral del bulevar Vicente Guerrero en una motocicleta junto a su amigo Isaac Peralta, quien también murió.

Familiares, amigos, y maestros han marchado en la capital y en la comunidad de Buena Vista de la Salud de donde era originario el joven para exigir que el caso no quede impune y se castigue a los responsables. De las investigaciones hasta el momento nada se sabe.

Antes, el 13 de mayo en medio de una balacera entre los grupos armados del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (Fusdeg) y de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) en el valle de Ocotito, Chilpancingo, murió el estudiante de Comunicación Cristián Santiago Navarrete.

La violencia no solo ha alcanzado a los estudiantes, sino también a los catedráticos. El pasado 31 de marzo, el maestro de la Unidad Académica de Enfermería número 2 en el puerto de Acapulco, José Luis Cruz, fue encontrado asesinado junto a una mujer en su domicilio en la colonia Cumbres de Figueroa.

La noche del domingo 8 de enero, la catedrática de la UAG, Jeany Rosado Peña fue asesinada junto a su esposo Nicéforo Cabrera Rojas y su hijo Daniel Isaac Cabrera Rosado, un adolescente de 14 años.

El cadáver de la docente fue localizado sobre la autopista del Sol entre Tierra Colorada y Chilpancingo, mientras que el de su esposo e hijo en su domicilio ubicado a espaldas del Palacio de Gobierno. Las autoridades atribuyen el triple homicidio al robo, pues sustrajeron vehículos de las víctimas. El caso sigue impune, de las investigaciones no han informado nada.

El 14 de diciembre del año pasado, el subdirector de la Preparatoria número 5 de Ometepec, región de la Costa Chica, Juan Carlos Carbajal Merino fue asesinado a balazos. En dicha región el personal de la UAG había recibido amenazas e intentos de extorsión.

Tras estar desaparecido más de un semana, el 29 de diciembre fue encontrado en una fosa clandestina en la colonia Alta Progreso del puerto de Acapulco, el trabajador de la Unidad Académica de Psicología Francisco Javier Ramírez García, quien había desaparecido de la avenida Costera.

Mira esto:  Resuelto el misterio de cómo surgieron los primeros animales en la Tierra

Hasta el momento se desconoce el paradero de un maestro de la misma escuela quien también desapareció junto a Ramírez García.

Días antes en Chilpancingo, familiares del estudiante de Ingeniería Leonel Aarón Cantú Leyva, reconocieron su cadáver en el Servicios Médico Forense (Semefo). El universitario viajaba de Tlapa de Comonfort de donde era originario, con dirección a la capital.

En Tixtla, personas desconocidas interceptaron el vehículo del transporte público en el que viajaba en el asiento del copiloto, y lo bajaron, llevándolo con rumbo desconocido.

Otros casos

En la colonia CNOP de Chilpancingo  en septiembre de 2016, fueron asesinados la estudiante de  la Facultad de Ciencias de la Educación, Aidé Fuentes Nava y estudiante de la Preparatoria 33, Manuel Juárez Flores, luego de que hombres armados atacaran una tienda.

El hecho causó indignación en la comunidad universitaria quienes salieron a manifestarse para exigir justicia.

Un mes después pero en el puerto de Acapulco, la estudiante de la Unidad Académica de Enfermería número 2 de la Uagro, Adriana Ramos de 22 años fue asesinada a balazos, luego de que hombres armados irrumpieran en la pastelería Charlotte donde trabajaba para pagar sus estudios.

Cuatro semanas después en el municipio de Ayutla, región de la Costa Chica, el estudiante de la Unidad Académica de Medicina en Acapulco, Ángel Mendoza Ocampo fue encontrado muerto en un río por policías de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

El universitario desapareció luego de abordar un taxi en la cabecera municipal para regresar a Acapulco, tras pasar el puente vacacional por Día de Muertos con su familia.

Entre otros homicidios de universitarios se encuentran el de una estudiante de la preparatoria 16 de Coyuca de Benítez, quien recibió un disparo en la cabeza a inicio de año. Asimismo, el de un estudiante de la Unidad Académica de Sociología asesinado en la comunidad de Atzacoaloya, Chilapa el mes pasado. Y uno más la ciudad de Iguala.

Por su parte el rector Javier Saldaña Almazán solicitó al Ejército mantener la vigilancia en los planteles de la UAG. Denunció que en Chilpancingo han detectado personas que vigilan las aulas.

Asimismo, denunció que está siendo presionado para ceder “ciertas cosas en la institución”, lo cual dijo, no cederá.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero