“Vivir en Chilpancingo es una desgracia más”: empresarios

Ríos, Ortega y Leyva
Por Luis Jijón León

| 14:51 // 26 Julio, 2017

La policía de la capital de Guerrero, ausente y poco confiable; proveedores aumentan los precios por el riesgo que implica ir a esa ciudad

Chilpancingo, Guerrero.- Don Francisco Zamora estacionó su vehículo como de costumbre frente a la puerta de su casa, la calle Abasolo, ubicada a unos metros de la Secretaría de Salud municipal. Es mediodía del primer sábado del mes de julio.

Media horas después, dos jóvenes se acercaron al vehículo y le dieron un “cristalazo” para robarle un portafolio y una bolsa. Al vehículo de su hija, una noche antes y en la misma zona, le robaron la batería.

El lunes, una joven caminaba sobre el andador Zapata, una zona comercial en el centro de la ciudad. Un hombre le arrebató del cuello una cadena, para luego echarse a correr entre los gritos de los transeúntes, quienes presenciaron el robo. En la zona no había ningún policía que auxiliara a la joven.

Además de las decenas de homicidios que se registra en la ciudad, que la han colocado como una de las 50 más violentas del país, y la tercera con la mayor percepción de inseguridad, en la capital se roban 21 vehículos a la semana, y el robo de baterías a unidades se han incrementado, ha reconocido el secretario de Seguridad Pública municipal, Esteban Espinosa Montoya.

La semana pasada, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló que 94.1 por ciento de la población en la capital se siente inseguro.

Otro efecto de la violencia recae en el sector empresarial. En entrevista, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en el municipio, Adrián Alarcón Ríos, aseguró que proveedores se niegan a venir a Chilpancingo, y si lo hacen, aumentan el precio hasta 20 por ciento, argumentando la violencia que enfrenta la capital y el riesgo que representa.

“Como parte del sector económico, tenemos graves problemas para que proveedores de servicios o de productos que pedimos vengan a Chilpancingo; nadie quiere venir a la capital, nos suben o nos piden costos muy altos. Nadie quiere venir a Chilpancingo porque nuestra imagen está por los suelos”.

La violencia ha generado también el cierre de negocios, y en lo que va del año, la Coparmex contabiliza por lo menos 40 establecimientos que han bajado sus cortinas.

Mira esto:  Rafa Nadal regresa a la cima del ranking mundial

Mientras que en el mismo periodo, 20 familias han sido desplazadas debido a la violencia, pero se resisten a cerrar sus negocios, algunos heredados por generaciones, y visitan la capital de manera ocasional y monitorean sus establecimientos desde otros estados del país.

Para el empresario, la Policía Municipal se encuentra ausente de las tareas de seguridad, mientras que el alcalde, el priista Marco Antonio Leyva Mena, no ha reconocido el problema grave de violencia que se vive en la ciudad.

“La autoridad responsable de la prevención del delito, y la más inmediata que tiene el ciudadano es el ayuntamiento. La prevención del delito recae en la administración municipal, pero vemos simplemente una retórica de darle vueltas al asunto. La cruda realidad es que no cesa en la ciudad la delincuencia, la violencia. Vivir en Chilpancingo es una desgracia más”.

Para el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en la ciudad, Víctor Manuel Ortega Corona, los hechos de violencia registrados la noche de ayer en la ciudad, con el incendio de taxis, reflejan el fracaso en la estrategia de seguridad que se han implementado.

Ortega Corona coincidió en que la Policía Municipal está ausente, además de que “no son lo confiable que se esperaba”.

La Canaco registra en lo que va del año poco más de 40 establecimientos cerrados a causa de la violencia en la capital. La cámara empresarial aglutina a 500 comerciantes.

El empresario sostuvo que el gobierno federal debe apoyar con más policías a Guerrero, para hacerle frente a la violencia.

Luego de conocerse los resultados de la encuesta aplicada por el Inegi que refleja que 94.1 por ciento de los capitalinos viven con miedo, el alcalde aseguró que la percepción que tienen los ciudadanos no refleja la realidad.

Síguenos
Facebook-Ico_50x50Twitter-Ico_50x50

Trendy

Guerrero

Bajo Palabra | Noticias de Guerrero