Dismaland, el parque temático anticapitalista, que el misterioso artista británico Bansky inauguró en agosto, ha generado 30.5 millones de dólares, gracias a los visitantes que ha atraído al sur de Inglaterra, según estimó hoy la oficina de turismo de Somerset.

Este parque ubicado en la localidad de costera de Weston-super-Mare ha recibido a más de 150 mil personas (suroeste). En el que los visitantes se encuentran con barcas llenas de refugiados, furgones de la policía antidisturbios y un castillo de cuento de hadas medio destruido.

La exhibición cerrará el próximo domingo tras haber vendido unas 4 mil entradas al día a través de Internet, más 500 en taquillas.

Bansky ha definido a Dismaland como un “parque temático no recomendable para los niños”.

A pesar de que el parque está planteado como una sátira sobre el turismo y la industria de los parques de atracciones, su apertura ha revivado la economía de la zona, según Visit Somerset.