México.-Anoche Carlitos, de 10 años de edad, estaba con sus amigos tronando cohetes para despedir el Año Viejo, cuando le explotó “una paloma” que casi le arranca tres dedos de la mano derecha.

El niño, que ni siquiera pudo dar la bienvenida al “Año Nuevo 2020”, vive en la colonia Misión Cerritos aquí en Saltillo, y en este momento, miércoles 01 de enero por la tarde, se encuentra en uno de los quirófanos del Hospital del Niño “Federico Gómez Santos”, donde es intervenido quirúrgicamente.

Por la valoración médica se advierte que es prácticamente un hecho que el chiquillo sufrirá una amputación parcial y podría perder los tres dedos.

Aunque el resultado depende de la cirugía que se le practica en el nosocomio, considerado uno de los mejores de Coahuila.

El director del “Hospital del Niño”, doctor Carlos Iván Oyervides García, informó que un equipo de especialistas y enfermeras a cargo del traumatólogo, Hernán Vázquez, y el anestesiólogo Basilio, se esmera para tratar de salvarle al pequeño los dedos lesionados.

“Uno de los dedos casi se le deprendió, lo traía colgando”, comentó una de las personas que vieron cuando lo ingresaron.

La operación es muy delicada, podría tardar horas, aunque los médicos hacen todo lo humanamente posible por el paciente, el resultado es impredecible.

Familiares, amigos y vecinos y conocidos oran para que ocurra un milagro y los cirujanos salven la mano de Carlitos.

Desafortunadamente hubo padres de familia o tutores que no hicieron caso a las advertencias de las autoridades de Protección Civil Municipal y Estatal para que cuidaran a sus hijos.

También lee: Incendio en zoo de Alemania causa la muerte de almenos 30 monos y reaviva debate sobre pirotecnia de Fin de Año.

A través de medios de comunicación locales les pidieron que no los dejaran tronar cohetes, palomas, o cualquier tipo de fuegos artificiales o juegos pirotécnicos durante las celebraciones de “Navidad” y “Año Nuevo”.

Hasta ahora es el único caso que se conoce de este tipo.

El Hospital del Niño “Federico Gómez Santos” donde se atienden más de 11 mil infantes por mes, 130 mil por año y es referente a nivel regional.

Además está en proceso de certificación del Modelo de Seguridad del Paciente que obtendrá en 2020 gracias al aval del Consejo General de Salubridad.