Guerrero.- El secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos viajó este lunes a Chiapas para estar pendiente de las personas heridas en el desalojo a padres de los 43 y alumnos de Ayotzinapa la mañana del domingo, informó el gobernador Héctor Astudillo Flores.

Entrevistado en Casa Guerrero, el gobernador condenó la represión contra los padres de los 43 y normalistas en Mactumactzá, Chiapas, pidió que se investigue y si alguien se excedió se apliquen sanciones.

“Debe estar llegando el secretario de Salud de la Peña Pintos, le pedí que fuera a Chiapas en uno de los aviones del gobierno del estado, tenemos dos aviones se fue en uno de ellos, debe estar llegando. Él (Carlos de la Peña) estuvo en contacto con el secretario de Salud de Chiapas, la intención además de expresar nuestra reprobación de los hechos, también por supuesto toda la disposición para ayudar a los jóvenes que tuvieron lesiones”, comentó.

El gobernador explicó que el normalista de primer año de Ayotzinapa, Juan Antonio se encuentra delicado de salud y sería intervenido.

Astudillo Flores sostuvo que mientras no se conozca con presión qué pasó con los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala, “las protestas y las manifestaciones es entendible que sigan.”

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan denunció que cuatro normalistas y dos madres de familia resultaron heridas luego de la agresión de los policías.

Por su parte el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, instruyó a la Secretaría General de Gobierno (Segego), a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSYPC) y solicitó a la Fiscalía General del Estado, investigar los hechos en los que estudiantes y padres de los 43 normalistas desaparecidos fueron agredidos.

En Guerrero la Comisión de Derechos Humanos condenó la represión, al igual que colectivos de víctimas, diputados locales y el delegado federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros.