México.-Este domingo 1 de marzo murió el poeta Ernesto Cardenal, a sus 95 años.

Falleció a las 3:06 p.m. después de cuatro días de estar internado en un hospital por problemas respiratorios. Su corazón falló.

Esta noche será su vela en la funeraria Monte de los Olivos y el lunes una misa en la Catedral de Managua. Su entierro será en Solentiname, entre jueves y viernes.

La noticia fue anunciada por la poeta Gioconda Belli.Ordenado sacerdote en 1965, Cardenal había sido suspendido “A divinis” en 1985 por el Papa Juan Pablo II por propalar la teología de la liberación y formar parte del Gobierno sandinista.

En febrero de 2019, 34 años después y durante una crisis de salud, la Nunciatura Apostólica en Nicaragua le informó al poeta sobre la absolución del Papa Francisco. “El Santo Padre ha concedido con benevolencia la absolución de todas las censuras canónicas” impuestas al poeta, decía la carta.Fue visitado por el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, y el padre Edwin Román, quienes realizaron actos de comunión y bendiciones espirituales.

La misiva que envió el Papa Francisco vino a reconciliar a Cardenal con el Vaticano, en su efecto el nuncio apostólico en Nicaragua, Stanislaw Waldemar Sommertag, concelebró la primera eucaristía con el poeta en su lecho de enfermo en el Hospital Vivián Pellas.Huellas de Cardenal: el poeta, el sacerdote, el político

Cuatro veces nominado al Premio Nobel: En 2005 Cardenal fue nominado por primera vez al Premio Nobel de Literatura. Luego en 2007 por la Sociedad de Escritores de Chile, y el laureado poeta Raúl Zurita dio su respaldo a la candidatura.

Además: Ernesto Cardenal festejó su cumpleaños 94 con su nuevo libro Hijos de las estrellas

En 2010 fue propuesto por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de España. Más de 150 poetas del mundo reunidos VI Festival Internacional de Poesía de Granada, en Nicaragua firmaron una carta de apoyo. La más reciente propuesta al Nobel la realizó el expresidente de Uruguay, José Mujica, en 2018.

Obra premiada: Antes de recibir el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2009), Cardenal sostenía que era el poeta menos premiado. Para entonces solo era poseedor del Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán (1980), y el Premio Ondas Mediterráneas (2005).

Tres años después su vida y su obra fueron reconocidas en España. El poeta trapense fue galardonado con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2012). Al siguiente año el Gobierno de Francia lo condecoró con la orden Legión de Honor en grado oficial.

Y a finales del 2018 con el Premio Internacional Mario Benedetti, el cual el poeta lo dedicó al niño mártir Álvaro Conrado, asesinado durante las protestas contra el régimen de Daniel Ortega. México le rindió homenaje en el 90 aniversario de su nacimiento, y otros a los que el poeta no pudo asistir.De su obras poéticas y memorias

En dos últimos años ha publicado en ocasión de su cumpleaños 93 y 94: Así en la tierra como en el cielo (2018) y Hijos de las estrellas (2019), ambos editado por Anama.

En su juventud, en 1952, por su poema Con Walker en Nicaragua, el poeta gana el premio del Managua Centenary. Este mismo año funda la editorial El hilo azul.

Años después publica en diferentes editoriales: Hora 0 (1957), Epigramas (1961), Salmos (1964; Oración por Marilyn Monroe y otros poemas (1965). Homenaje a los indios (1969), Oráculo sobre Managua (1973).

Puede leer: Ernesto Cardenal y su carta de amor a la humanidad con un silencioso sabor a despedida

Los ovnis de oro (1988), Cántico cósmico (1989), El telescopio en la noche oscura (1993); Poesía Completa Tomo I y II (2007), Versos del pluriverso (2005), Hidrógeno enamorado (2012), Somos polvo de estrellas (2013). De sus memorias: Vida perdida (2003), Los años de Granada (2001) y La revolución perdida, (2004).

Así otros títulos con temas de religión, democracia y paz: Ansías y lengua de la poesía nueva nicaragüense (1948), Vida en el amor (meditaciones) (1970), El Evangelio en Solentiname (1975), La paz mundial y la revolución en Nicaragua (1981), Democratización de la cultura (1982), Los campesinos de Solentiname pintan el Evangelio (1982), entre otros.
Cardenal además cultivó la escultura

De su obra el poeta Julio Valle-Castillo dice que su «arte proviene del pueblo, pasa por las manos de Cardenal y torna a su pueblo».

Por su lado la historiadora de arte, María Dolores Torres: Ernesto Cardenal, destaca la línea de la figuración de las piezas de Cardenal, su estilización y simplicación de las formas naturales.

Desde 1956,hasta una reciente exposición colectiva en galería Códice en 2017. Sus obras han sido expuestas, en Unión Panamericana, Washington D.C, Galería Tagüe, Feria Mundial V Centenario, Sevilla, (España).

Centro de la Raza, Seattle, (Estados Unidos). Galería Gerhard, Zurich, (Suiza). Viena (Austria). OEA, Washington D.C., Museo Galería Josefina, Managua. y en el Teatro Nacional Rubén Darío, en la Exposición Fin de Siglo.