Chilpancingo.- El obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, rechazó la violencia en las movilizaciones nacionales que se realizaron en el marco del Día Internacional de la Mujer.

Entrevistado en Chilpancingo, el líder eclesiástico afirmó que las mujeres "tienen todo el derecho para hacerse visibles".

No obstante, consideró que "grupos agresivos" usan la movilización legítima para cometer actos de vandalismo en las actividades de protesta.

"El problema es que seguimos viviendo en una sociedad machista, no se le ha valorado y creo que ha sido un escenario para que volteemos a ver a la mujer y reconocer sus derechos".

"Pero también yo estoy en contra cuando estos grupos agresivos aprovecha en estas situaciones de marchas para vandalizar, no tienen derecho de hacer eso, si no de guardar el orden y de manera decente hacer los reclamos", dijo Salvador Rangel.

Sobre los recientes hechos de violencia en la sierra de Guerrero, afirmó que más que el control de las zonas por el control de la siembra de amapola, se trata de un odio entre dos grupos, y "el control de las minas en esa zona".march