México.-Como parte de las medidas que se están tomando con el propósito de detectar los casos de Covid-19 y atenderlos de forma pronta, la Liga MX informó el martes que pedirá a sus equipos la realización de pruebas del nuevo coronavirus a sus jugadores para descartar casos positivos del virus que ya ha contagiado a 405 personas en el país.

“La Liga solicitó que se informe el estado de salud de cada uno de los jugadores de los clubes para descartar riesgos en medio de la contingencia que atravesamos”, explicó la institución a través de un comunicado.

Cabe recordar que en el fútbol mexicano, el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, y el del San Luis, el español Alberto Marrero, están contagiados de coronavirus. Ninguno ha presentado afectaciones que pusieran en riesgo su salud, además de que han tomado las medidas necesarias para mantenerse en cuarentena y no esparcir el virus.

La liga, que paró el 15 de marzo tras el enfrentamiento entre el Cruz Azul y el América, actualizó que aún no se cuenta con una fecha oficial para su reanudación, sin embargo, antes de que se regrese a las canchas, los equipos tendrán un periodo de entrenamiento para intentar volver a la competencia de la mejor forma.

“Se continuará con las capacitaciones, a través del Centro de Innovación Tecnológica, para compartir las mejores prácticas que se desarrollan en el mundo en esta etapa de entrenamientos a distancia”, agregaron los responsables de la liga del fútbol mexicano profesional.

A pesar de este panorama, hay tres días tentativos para la reanudación del Clausura 2020. Una sería el 15 de mayo, la segunda sería el 29 de mayo y la última el 12 de junio. Además, se tiene contemplado que implementen fechas dobles para poder emparejar los calendarios tanto en Liga de Campeones de Concacaf y Copa MX.

Otro de los temas que han surgido en torno a las medidas que tomarían las instituciones deportivas respecto a sus futbolistas para aminorar el impacto económico del coronavirus es la de reducir los sueldos, situación que ya aceptaron en ligas europeas como la Bundesliga, de Alemania.

Respecto a ese tema, Duilio Davino, presidente de Rayados de Monterrey, señaló que “hoy es pronto para dar esa respuesta pero hay que ver hasta dónde llega esta situación; habrá una crisis económica y veremos cuál es la solución menos mala, pero se pondría a revisar alguna opción que sea lo menos perjudicial para todos”.

Quien se mostró en contra de esta medida fue el defensor central de las Chivas de Guadalajara, Antonio Briseño, pues “en lo personal, como todos, tenemos proyectos por construir y un patrimonio, no podría. Me endeudé en muchas cosas, contemplo mi sueldo, hablo a título personal, yo no”.

Rafael del Castillo, ex presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, también mostró su postura de apoyo hacia los futbolistas, pues mencionó que el reajuste salarial no debe efectuarse, debido a que los jugadores no son los culpables de lo que está ocurriendo a nivel global.

“¿Por qué razón les van a bajar el sueldo? Esas cosas no se pueden hacer. Ha sido una desgracia que le pasa a los jugadores del mundo entero. ¿No le van a pagar al jugador porque no juega? ¿Él tiene la culpa de que haya venido este problema? No la tiene, esa es una cosa que si los jugadores quieren aceptar, está muy bueno, pero si no quieren, tienen todo el derecho que se les siga cubriendo lo que se les debe”, dijo en entrevista con ESPN.