Guerrero.- El Consejo del Autotransporte del Estado de Guerrero (CAEG) , inició una jornada de limpieza a más de mil 500 unidades del servicio público de Chilpancingo, para evitar la propagación de Covid-19.

La organización de transportistas instaló tres puestos de revisión y limpieza a las afueras del edificio Vicente Guerrero, en la Glorieta del monumento a Luis Donaldo Colosio y en la Gloria de Jacarandas.

De acuerdo con el CAEG, en estimaciones son más de 800 urvans y más de 700 taxis los que operan diariamente en la capital guerrerense.

En dichos operativos, las unidades fueron sometidas a limpieza profunda y desinfección. Además de que a cada unidad se le entregó una porción de gel antibacterial para los pasajeros.

Hasta el momento, la Secretaría de Salud Municipal no ha emitido recomendaciones para el uso correcto del transporte público en plena contingencia.

Ayer, el gobierno estatal informó a cerca del inicio de la Fase 2 de la pandemia de Covid-19, por lo que pidió reforzar las medidas sanitarias para frenar su propagación.