Vendedores informales del puerto de Acapulco dudan que la alcaldesa, Adela Román Ocampo los apoye con recurso económico o despensas durante esta contingencia mundial del Covid-19.

Ayer el puerto de Acapulco deacuerdo con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores informó que el estado y sus 81 municipios entraron oficialmente a fase dos por coronavirus. Sin embargo desde hace dos semanas la contingencia mundial del Covid-19 se instaló en territorio mexicano lo que a ocasionado la parálisis de la actividad turística y económica de la ciudad y de miles habitantes que dependen del turismo.

En un sondeo realizado en diferentes playas de la zona tradicional de esta ciudad como playa Papagayo, El Morro, Condesa y Copacabana vendedores ambulantes pidieron a los tres ordenes de gobierno apoyo en especie para poder subsistir durante esta contingencia sanitaria que desconocen cuánto tiempo duré.

En entrevista el joven, Francisco Cortes quien se dedica a la venta de tatuajes en playa Condesa informó que sus ventas desde que se anunció esta contingencia han estado bajas porque anteriormente al día ganaba 500 pesos y ahora solo gana entre 100 a 200 pesos.

"La verdad lo dudo mucho que la presidenta nos ayude porque ella misma a dicho que no hay recursos no se que voy hacer y que va pasar porque nosotros vivimos del turismo", expresó Francisco Cortes.

Asimismo dijo que espera que autoridades puedan apoyarlos con un apoyo económico para poder subsistir durante esta contingencia.

De igual forma el señor Germán Ramírez quien se desempeña como boleador de zapatos fuera de un hotel de esta ciudad informó que este día solo realizó tres boleadas cuándo al día hace ocho las cuáles cobra a 20 pesos.

De continuar en la misma situación de no tener clientes a los que les pueda bolear sus zapatos dijo que tambien se dedica a recoger botes de aluminio en la playa pero no existe turismo sin embargo lo único que le queda es encomendarse a Dios.

Por su parte Bernardino Cisneros quien se dedica a la renta de bananas y paseo de parachute indicó que ayer acudió al Ayuntamiento a inscribirse para los apoyos que otorgará la presidenta. Sin embargo no le informaron si será apoyo en especie o económico pero duda los apoyen porque son muchos prestadores de servicios turísticos.

Donaciano Medel quien es vendedor de llaveros, pareos y sombreros pidió a la presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo dejar de mal informar a la sociedad y turistas porque solo se encuentra afectando la economía de los prestadores de servicios turísticos y de los vendedores ambulantes quienes viven al día del turismo.

De continuar en la misma situación respondió "Pues no sabemos a quien vamos asaltar pero tenemos que hacer algo para poder sobre vivir".

"Me esta yendo mal porque no hay turismo y sino hay turismo no hay dinero y esto nos afecta como comerciantes"

"Lo dudo mucho que nos puedan ayudar con esta situación del Coronavirus pero esperemos nos puedan apoyar ya sea con despensas o con un apoyo económico", dijo el joven masajista de Playa Papagayo, Juan Sánchez Fierro.