México.-Cynthia Fátima “S” fue sentenciada a 85 años de prisión por el homicidio de una joven y de su bebé, ya que la víctima tenía 8 meses de embarazo.

El agente del Ministerio Público, de la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas (FGJT), logró que un Tribunal de Enjuiciamiento la declarara culpable, al demostrar su responsabilidad en este hecho ocurrido en la colonia Nuevo Progreso, en Tampico, Tamaulipas.

Según la información de la FGJT, la autoridad judicial también decretó que la hoy sentenciada será amonestada públicamente y suspendidos sus derechos civiles y políticos, de igual forma deberá pagar reparación del daño a favor de la familia de la víctima.

Las investigaciones indican que Cynthia Fátima “S” fue detenida en Tampico, por  personal de la Policía Investigadora, acusada del homicidio de la joven Jessica Gabriela “N”, quien estaba desaparecida desde el martes 27 de marzo del 2018 y tenía 8 meses de embarazo.

La historia se conoció el sábado 31 de marzo de ese año, cuando Cynthia acudió al Hospital General Carlos Canseco, donde pretendió hacer creer que había abortado. Llevó a la bebita muerta.

El personal médico no cayó en el engaño y alertaron a las autoridades; al catear su domicilio descubrieron el cuerpo de Jessica en el interior de una bolsa, que estaba bajo una cama.

Antes de contactar a Jessica, Cynthia engañó a sus amigos y familiares, a quienes hizo creer que estaba embarazada.

Por ejemplo, el 3 de diciembre del 2017, Cynthia subió a Facebook una fotografía con su esposo, en la cual están abrazados y Omar Enrique le toca el vientre. Simulaba estar embarazada. En la misma gráfica a un lado se aprecian dos bolsas de regalos.

Cynthia mostró otra fotografía a sus contactos de la red social, el 20 de enero del 2018, en la cual no se ve su rostro, solo se toca el abdomen y tiene un suéter negro.

En aquel entonces ella escribió: “Cuenta regresiva, ya te quiero tener en mis brazos mi princesa”. Una de sus contactos le preguntó, “¿para cuándo?”, y su respuesta fue: “La vdd no sé si horas o días pero ya merito yo creo que de esta semana no pasa”.

Jessica desapareció de su casa el martes 27 de marzo, sólo avisó a su mamá que visitaría a una mujer que le ofreció por Facebook regalarle ropita para su bebita. Jamás la volvieron a ver con vida.

El jueves 29 de marzo del 2018, a las 19:50 horas, Cynthia actualizó su foto de perfil y perversamente informó a sus contactos de Facebook que había perdido a su niña. Puso la fotografía de los pies de una bebita con la siguiente frase: “En el cielo hay alegría porque llegó un ángel más. Pero yo te extraño porque dejaste un gran vacío en mi vida”.

Días después ella fue detenida y a dos años de los hechos, Cynthia recibió una condena de 85 años de prisión.