México.- La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México cuenta con 90 mil agentes activos, de los cuales solo 56 se han contagiado con el coronavirus (SARS-CoV-2), es decir 0.062 del total de los policías enfrenta la pandemía, pese al bajo número la dependencia ha reforzado las medidas y brinda atención a los portadores.

En entrevista con Notimex, Miguel Godínez Sainz, director Ejecutivo de Salud y Bienestar Social de la SSC explicó que se tienen detectado los casos confirmados; mientras que 90 más que estaban como sospechosos ya fueron descartados, tras las pruebas confirmatorias.

"Desde el 19 de marzo hasta la fecha, se han descartado cerca de 90 integrantes, quiere decir que estuvieron con algún posible síntoma; mientras que se tienen 56 casos positivos, de los cuales ya hay recuperados", refirió.

Godínez Sainz explico que ante la pandemia del virus que genera la enfermedad COVID-19 se han reforzado las medidas sanitarias en la corporación para evitar el contagio de elementos.

Por ello -aseguró- se les ha pedido que sigan las medidas preventivas sanitarias cuando estén en funciones, como la sana distancias, el uso de cubrebocas, los protectores faciales; así como el constante lavado de manos o el uso de gel antibacterial.

Además, detalló Godínez Sainz: "se han tomado medidas de contención con filtros sanitarios, se han adquirido mil 480 litros de gel antibacterial, 280 mil 650 cubrebocas, 30 mil protectores faciales y 225 mil pares de guantes que se le han dotado a todo el personal".

El funcionario detalló que para el día a día -debido a la emergencia sanitaria- se estableció un protocolo que siguen todos los elementos de la corporación, además de que las patrullas se sanitizan diariamente, al igual que el equipo utilizado por cada elemento.

"A través de varios protocolos de actuación se combate a la pandemia, se sanitizan diariamente las patrullas, el armamento, todo el equipo y otros transportes. Se hacen filtros sanitarios en cada una de las instalaciones de la secretaria, se les toma la temperatura, y se aplica gel antibacterial a la entrada a la gente que nos visita, así como a los propios policías" explicó.

De acuerdo a los protocolo establecidos, cuando los policías pasan revista, se les toma la temperatura; y aquellos que registran una medición superior a 38 grados, o manifiestan haber tenido algún tipo de síntomas como tos, fiebre o dolor de cabeza en días previos, se les manda a cuarentena domiciliaría y se les monitorea.

"Se hizo un call center en el cual se les esta brindando acompañamiento diario a los que estén en cuarentena; y de ahí se les hace una llamada por medio de integrantes de la propia corporación para preguntarles su estado de salud, cuál ha sido su avance.

Además nuestra dirección de servicios médicos esta trabajando las 24 horas del día prestando esa atención para dar acompañamiento y posible atención médica a nuestros compañeros", enfatizó.