México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se gestionarán mejores condiciones para los migrantes mexicanos que radican en Estados Unidos, pero primero se debe fortalecer la economía nacional y dejar que pase el proceso electoral en ese país.

“Lo vamos a hacer cuando se presenten las condiciones, hay una actitud (positiva) de los dos partidos. Los ciudadanos estadounidenses que ven con respeto a los trabajadores mexicanos. Los ciudadanos son amigos del pueblo de México”, afirmó el jefe del Ejecutivo federal.

Al indicar que su sueño es que los mexicanos no se vayan a trabajar a Estados Unidos forzados por las condiciones económicas en México, López Obrador dijo que su aspiración es que el vecino país del norte solicite a los connacionales para laborar allá con mejor calidad de vida.

Por otra parte, explicó que su gobierno priorizó la negociación y logró que no se incluyera en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el tema energético y la autorización de que vinieran inspectores a las fábricas instaladas en territorio nacional.

“Inicialmente en el Tratado se buscaba incluir el tema energético y ese fue un asunto que no entró en la negociación, porque es del pueblo, es de la nación y no puede quedar comprometido, no puede enajenarse, y quedó un párrafo que establece que el petróleo y recurso energético son de la nación mexicana, es cierto que querían también enviar inspectores a las fábricas, y eso se evitó”, expuso.

Por eso, añadió el mandatario, le tengo respeto al presidente Donald Trump, porque independientemente de lo que se pueda pensar, hemos logrado una relación de respeto mutuo en asuntos que son fundamentales para mantener nuestra independencia y soberanía.

El presidente de México indicó que su gobierno, que mantiene buenas relaciones con miembros de los partidos Demócrata y Republicano, esperará a que termine el proceso electoral en Estados Unidos para hablar del tema migratorio de los mexicanos.

“Tercero, hay que esperar. Ahora son elecciones, cuando hay, se enrarece el ambiente, esperar que haya condiciones para ayudar a quienes desde hace mucho tiempo trabajan, viven en Estados Unidos y merecen ser reconocidos y regularizar su situación migratoria en ese país”, indicó.

En este marco, mencionó que los migrantes mexicanos envían a su país remesas que alcanzan los 36 mil millones de dólares anuales, lo que fortalece la economía familiar.