México. Notimex.- En una reunión con los presidentes estatales del PAN, el dirigente nacional de esa organización política, Marko Cortés, reiteró hoy sus críticas al gobierno federal por la desaparición de Seguro Popular y por su política económica.

“Tiene una imaginación fértil para hacer promesas e inventarse enemigos, pero carece de lógica para encontrar soluciones racionales, medibles y sustentables», afirmó Cortés Mendoza, quien demandó que comience el gobierno y cese la propaganda.

Acusó que se tiene un gobierno sin palabra, que un día cancela los servicios y cobertura del Seguro Popular, que comienza a cobrar mucho más por los servicios médicos y al día siguiente dice que les regresará el dinero a los que se les haya cobrado.

En su opinión, eso demuestra que no hay rumbo fijo ni dirección, y que lo avanzado en el sistema de salud a través del Seguro Popular va completamente a la deriva.

“Tenemos un gobierno de puras buenas intenciones, de muchas promesas incumplidas”, aseveró el dirigente panista.

Recordó que ese gobierno ofreció bajar el precio de las gasolinas y combustibles y no lo hizo; propuso desaparecer el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) y ahora, cuando tienen el poder, la mayoría en Cámara de Diputados y de Senadores y no necesitan de nadie para hacerlo, simplemente ignoran sus compromisos.

Prometió vender el avión presidencial, no solo no lo vendieron, “sino que nos costó carísimo a todos los mexicanos tenerlo parado en los Estados Unidos y nos sigue costando igual su mantenimiento y arrendamiento como si estuviera en uso.”

El dirigente panista destacó que en lugar de resolver los problemas reales que afectan a la gente de carne y hueso, el gobierno inventa enemigos ideológicos y problemas ficticios imposibles de resolver porque no existen.

Cortés añadió que los mexicanos comienzan a perder la paciencia, ya urge que cese la propaganda y que se vean los resultados. No hay nadie, ningún organismo especializado, que le compre al gobierno su promesa de crecer en 2020 al 2.5 por ciento, por ejemplo.