#Ciencia y tecnología

A 50 años de llegada del hombre a la Luna, resurge ambición por el astro

El próximo 20 julio se cumplen 50 años de que el astronauta estadunidense Neil Armstrong, comandante de la misión Apolo 11.

Por Redacción, 2019-07-12 09:24

México, Notimex.-A 50 años de la llegada del hombre a la Luna, las ambiciones de la humanidad por su conquista ahora van más allá a partir de nuevas misiones tripuladas de Estados Unidos y Rusia, los planes de SpaceX de realizar viajes turísticos en 2024 o de China de convertirla en base para saltar a Marte.

El próximo 20 julio se cumplen 50 años de que el astronauta estadunidense Neil Armstrong, comandante de la misión Apolo 11, logró alunizar en el satélite de la Tierra y expresó la célebre frase: “Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

La histórica hazaña de Armstrong marcó el fin a la carrera espacial que por casi dos décadas libraron Estados Unidos y la desaparecida Unión Soviética por la conquista de la Luna, pero despertó el interés de otras naciones, como China, que el 3 de enero pasado logró enviar una nave no tripulada al lado obscuro del astro.

El alunizaje de la nave espacial china “Chang’e-4” representa el primer paso de una ambiciosa carrera espacial, que contempla el envío de una misión tripulada en los próximos años para establecer una base permanente, desde donde se planea despegar a Marte en 2030 y comenzar a colonizarla a mediados del presente siglo.

A estos planes se suman la Agencia Espacial Europea (ESA), que proyecta enviar un humano a la Luna en 2025 ó 2026; los de Australia que se prepara para explotar minas en la Luna para obtener agua y otros recursos en menos de una década o los de empresas privadas como SpaceX, que busca convertirla en un destino turístico.

Sin embargo, los planes más sólidos siguen al frente de Estados Unidos y Rusia, países que proyectan enviar misiones tripuladas en 2024 y 2025, de manera respectiva, y convertir al satélite en una base permanente para futuras misiones, una vez que la Estación Espacial Internacional (EEI) deje de funcionar en seis años.

Para alcanzar su objetivo de regresar a la Luna, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, destinó en mayo pasado mil 600 millones de dólares más al presupuesto de 21 mil millones de dólares de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Los fondos serán destinados para impulsar el proyecto “National Space Exploration Campaign” (Campaña Nacional de Exploración del Espacio), que prevé misiones de exploración humana y robótica para expandir las fronteras de la experiencia humana en otros mundos y el cosmos.

La próxima misión espacial estadounidense, denominada Artemisa, en honor a la hermana gemela de Apolo en la mitología griega, tiene como objetivo establecer una base permanente en el polo sur del satélite natural con presencia humana permanente a más tardar en el año 2028.

Para este fin, la NASA desarrolla desde hace casi cinco años, en colaboración con la ESA, una nueva nave espacial “Orion” y el avanzado Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), que apunta a enviar cargas pesadas de la Tierra al espacio, así como la construcción de la base Gateway, que orbitará la Luna.

De acuerdo con los planes de la NASA, revelados en septiembre pasado, la idea es convertir la superficie lunar en un sitio de prueba de tecnología y campo de entrenamiento crucial, donde los astronautas estadunidenses y europeos puedan prepararse para misiones posteriores y aprendan a sobrevivir en otros planetas.

Las aspiraciones a largo plazo de los estadunidenses son lanzar misiones tripuladas a Marte y convertirse en el primer país en descender en suelo marciano, aunque China también se esfuerza por lograr ese objetivo y concretarlo en 2030.

A diferencia de la NASA, la Agencia Espacial Federal de Rusia (Roscosmos) prevé realizar sus próximos viajes de exploración lunar hasta 2029 y regresar a sus cosmonautas al satélite natural un año después, para dar tiempo a la fabricación de su nueva nave “Federation”, así como un módulo de aterrizaje.

Dmitry Rogozin, jefe de Roscosmos, reveló a fines de mayo pasado que la nueva nave espacial será capaz de llevar a cabo misiones de hasta 30 días y podría permanecer en el espacio hasta un año, el doble de tiempo que la Soyuz, con lo que Federation podrían aterrizar con cosmonautas en la Luna en 2030.

En una entrevista con la agencia de noticias rusa Sputnik, Rogozin dijo que Rusia enfrenta una tarea mucho más grande que Estados Unidos en la década de 1970, ya que planea no solo aterrizar en el satélite natural de la Tierra sino también construir una base permanente hacia fines de la siguiente década.

Otro de las grandes ambiciones de la humanidad sobre la Luna es convertirla en un importante destino turístico en el futuro, por lo que empresas privadas como SpaceX de Elon Musk y Blue Origin de Jeff Bezos, dueño de la compañía de comercio en línea Amazon, desarrollan naves espaciales para hacer esto realidad.

De hecho, el primer viaje espacial turístico hacia la Luna está previsto para 2023 y lo realizará el multimillonario japonés Yusaku Maezawa, fundador de la compañía japonesa de venta de ropa en línea Zozo, quien pagará a SpaceX una suma no revelada para tener dicho privilegio.

Aunque, el viaje de Maezawa, que durará cuatro o cinco días, tendrá el mismo recorrido que hicieron los astronautas Frank Borman, James A. Lovell, William Anders del Apolo 8 (la segunda misión tripulada de Estados Unidos, en diciembre de 1969), pasará cerca del satélite natural, pero no alunizará.

A la carrera por la conquista de la Luna se han unido, India que lanzará el próximo 15 de julio su segunda misión no tripulada a la Luna, “Chandrayaan-2”, que explorará el polo sur de la superficie lunar.

También Israel, que aunque fracasó en abril pasado en su misión de convertirse en el cuarto país del mundo en posarse en suelo lunar, planea nuevos viajes.

Después de un viaje de ocho semanas, la sonda israelí “Beresheet” se estrelló el 11 de abril pasado, poco después de comenzar las maniobras de descenso al satélite natural de la Tierra, aparentemente por una falla en su motor principal y otros problemas en su sistema de comunicación.

A 50 años de que se transmitieron las imágenes del arribo del primer hombre a la Luna, el interés de la humanidad parece centrarse en las grandes riquezas naturales que posee, como el helio-3, un combustible para la fusión nuclear que podría resolver la demanda mundial energética, y transformar el satélite en una gran atracción turística.

#Ciencia y tecnología

Fracasa subasta de manual usado por Neil Armstrong en la Luna

El documento incluye además las coordenadas que Aldrin escribió en una de las páginas cuando aterrizaron en el Mar de la Tranquilidad, en la superficie lunar.

Por Redacción, 2019-07-19 09:02

México, Notimex.-El libro usado por los astronautas estadunidenses Neil Armstrong y Buzz Aldrin para navegar el módulo lunar Eagle en la Luna en 1969 no logró ser subastado, por el «astronómico» precio base, de entre siete y nueve millones de dólares, como lo calificaron los compradores.

El manual que contiene polvo lunar y unas 150 anotaciones escritas a mano por Armstrong y Aldrin durante su viaje en el módulo lunar, sería subastado la noche de este jueves en la sede neoyorquina de Casa Christie´s.

Sin embargo, los postores decidieron que el precio de reserva era demasiado «astronómico» incluso para una pieza «preciosa» de la historia, de acuerdo con el portal británico Metro News.

El documento incluye además las coordenadas que Aldrin escribió en una de las páginas cuando aterrizaron en el Mar de la Tranquilidad, en la superficie lunar.

De acuerdo con Christie´s, el libro contiene la Línea del Tiempo del Módulo Lunar del Apolo 11.

«Narra todo el viaje del módulo lunar, desde la inspección, el desacoplamiento y el descenso a la superficie lunar, así como el ascenso hasta el encuentro con Michael Collins a bordo del módulo de mando en la órbita lunar».

El libro formó parte de la subasta «Un salto gigante: celebrando la exploración espacial 50 años después del Apolo 11», que incluyó cerca de 200 piezas de las misiones realizadas en las décadas de los años 60 y 70 de la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA), incluidos los programas Gemini y Apolo.

En un comunicado, Casa Christie´s había señalado sobre que «debido a que las futuras misiones tripuladas estarán más digitalizadas, es probable que nunca se cree un documento más significativo del historial de exploración espacial».

#Ciencia y tecnología

Hallan esqueleto de un répil de la era mesozoica en Tlahualilo, Durango

El ejemplar alcanza una medida aproximada de 40 centímetros de largo por 25 de ancho.

Por Redacción, 2019-07-17 13:31

México.-Gran conmoción generó este martes el descubrimiento de un esqueleto de réptil, presuntamente de la era mesozoica (periodo que inició, aproximadamente, hace 251 millones de años y finalizó hace 66 millones), en el ejido Huitrón, municipio de Tlahualilo, Durango.

El ejidatario Raúl Moreno sembraba parcelas cuando observó huesos en la tierra. Creyó que eran de animal doméstico, pero al mirar detenidamente cayó en la cuenta de que los restos tenían la forma de un animal extraño, con dimensiones de 40 centímetros de largo por 25 de ancho.

El cráneo de este extraño ejemplar es alargado y tiene dientes pequeños y afilados; se cree pertenecieron a un dinosaurio que vivió en la época mesozoica o secundaria.

Hasta el momento, no hay veredicto de expertos en la materia, por lo que la clasificación del esqueleto aún es desconocida.

#Ciencia y tecnología

Eclipse lunar se podrá ver hoy en el cielo de México

Este 16 de julio de 2019 se podrá observar en gran parte del mundo un eclipse lunar parcial, el cual será el último del año.

Por Redacción, 2019-07-16 11:44

México.-Este 16 de julio de 2019 se podrá observar en gran parte del mundo un eclipse lunar parcial, el cual será el último que ocurra este año. Se podrá apreciar en parte de América, África, Asia, Oceanía y Europa.

El fenómeno astrológico podrá ser visto a simple, a diferencia de lo que ocurre con los eclipses solares, en los que la población debe usar lentes o visores especiales para proteger la vista.

Para mirar el eclipse lunar en todo su esplendor puedes usar unos prismáticos o un telescopio, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan.

El eclipse será visible desde África, una parte de Europa, Asia, la parte occidental de Australia y la parte oriental de América del Sur. El horario dependerá del lugar en el que las personas se encuentren.

En Sudamérica sólo se podrá apreciar cerca de su etapa final. En el caso de Chile por ejemplo, el momento más impresionante del eclipse se dará a las 05:52 pm (hora local), y se recomienda ir a un punto alto o encontrar un punto con vista al sureste.

En España empezará a las 22:01 (hora local). A las 23:30 horas se dará la fase máxima y llegara a su fin a las 00:59 horas.

En el caso de México hay que precisar que no podrá ser visto en directo, pero ocurrirá entre las 15:01 y las 17:59 horas. La razón por la que no se podrá ver en vivo es porque ocurrirá durante el día, con la luna debajo del horizonte.

Aunque el fenómeno astronómico no será visible en América del Norte, existen distintas formas para que los mexicanos puedan apreciarlo desde casa y no perderse el espectáculo, gracias a la tecnología. Distintos sitios realizarán streaming en vivo desde el primer minuto del eclipse, con lo que los fanáticos del suceso.

¿Qué es un eclipse lunar?

Un eclipse lunar es un fenómeno astronómico que ocurre cuando la Tierra pasa directamente entre la Luna y el Sol, causando que la Tierra se proyecte y genere una sombre sobre la Luna. Para que esto ocurra, los tres cuerpos celestes deben estar perfectamente alineados.

Privada de los rayos del sol, la Luna adquiere un tono anaranjado debido a que la atmósfera desvía los rayos de la luz solar hacia el interior del cono de su sombra.

En esta ocasión, alrededor del 65% de la superficie visible de la Luna quedará cubierta por la sombra.

«Un eclipse parcial es más dramático. Ya que la Luna se sumerge en el centro de la sombra de la Tierra pero no en su totalidad; de modo que únicamente se oscurece una fracción de la Luna», explicó la NASA en un comunicado.

Las fases penumbrales del eclipse ocurren cuando la Luna está solo dentro de la penumbra, o la franja exterior pálida de la sombra de la Tierra. Ese tono gris pálido que lo caracteriza será detectable solo a los 25 minutos del comienzo o final del eclipse parcial, según las condiciones del cielo y la apariencia del aspecto. Sin embargo, un ligero sombreado o una mancha en el disco de la luna debería ser evidente para la mayoría de los espectadores.