Villahermosa, Tabasco.- En un restaurante, Carlos Mario Ramos Hernández anunció el 25 de mayo de 2017 su salida al Partido Revolucionario Institucional, PRI, porque “uno de los males que le ha hecho daño es la exclusión y la simulación”, aunque advirtió que “si lograba superar eso, el PRI podría estar de nuevo en las preferencias electorales”.

El dirigente estatal priista era Gustavo de la Torre Zurita y se perfilaba como candidata a gobernadora, Georgina Trujillo Zentella.

Aquel día Ramos Hernández expuso que estaba por decidir si iba a Morena, PRD o PVEM, “de los que ya he recibido invitación para afiliarme”.

“Tengo muchos amigos en Morena, el Presidente -Adán López Hernández- es muy amigo mío. Me han buscado pero no he determinado hacia Morena si es a donde voy”, aseguró.

Ramos Hernández se decidió por el PVEM, dirigido por Federico Madrazo Rojas, hijo del exgobernador priista Roberto Madrazo Pintado, y nieto del camisa roja, Carlos Madrazo Becerra.

El PVEM lo hizo diputado local por representación proporcional. El 4 de marzo pasado renunció a esa fracción parlamentaria y quedó como diputado sin partido, aunque corrió el rumor de volver al PRI.

A los tres años, regresó. Este miércoles 26 firmó su integración a la fracción parlamentaria priista.

Dijo que volvía porque “aquellos grupos que tenían secuestrado al partido, de aquellos dinosaurios, de aquellos lobos con piel de oveja, hoy por hoy se los llevó Morena a gobernar”.

No imponer candidatos

Antes de rubricar la suma a los cinco diputados de la fracción parlamentaria priista, Ramos Hernández ya tenía bajo el brazo el nombramiento del Comité Ejecutivo Nacional: Delegado Regional en el Sur Sureste de Asuntos Electorales. Lo había anunciado el presidente estatal priista Dagoberto Lara Sedas, al presentarlo en la rueda de prensa.

En el acto protocolario, frente a los reporteros, Ramos Hernández dijo que volvía porque ahora en el partido las cosas se están haciendo bien, con liderazgos que están reconociendo el valor de la militancia priista.

“El PRI es la opción para dar de nueva cuenta un rumbo con certeza a los desafíos que enfrenta el estado, pondré toda mi capacidad política para, en alianza con la sociedad, recuperar al estado y país, ante la incapacidad e ineptitud del gobierno morenista para responder a las demandas de la población”, aseguró.

De las funciones básicas de su cargo regional, dijo, es estar al pendiente de las estrategias que va a utilizar el partido para tratar espacios en las elecciones venideras y no imponer candidatos.

“Esa fue una de las peculiaridades por la que regresé al PRI, para abolir o que ya se haya abolido esa cultura de la imposición de candidatos, como lo dijo el presidente Dagoberto: las candidaturas se ganan”, indicó.

Detalló que trabajaran con los militantes que tengan las candidaturas ganadas, que son los que quiere la gente y los que no tendrán que seguir en la lucha, buscando nuevas estrategias.

“Como delegado nacional, mi trabajo será en todo el sur-sureste del país, itinerante”, señaló.

A picar piedra

Echado al frente y caracterizando su dirigencia, el presidente estatal del PRI, Dagoberto Lara Sedas, recalcó que quienes renunciaron al partido y ahora regresen tendrán que “picar piedra”.

Insistió “en que se acabaron los tiempos de que por nombre y apellido van a regresar y se las van a dar todas las canonjías”.

“Quien crea que Dagoberto Lara y Katia Ornelas le van estar dando cargos para poder aspirar a ser el día de mañana candidatos, si no tienen posibilidades reales con la ciudadanía, y si no tienen un trabajo político, así sea hijo de Katia o hijo de Dagoberto, no tendrán posibilidades y ni porque venga recomendados del CEN”, previno.

Manifestó que el PRI representa las aspiraciones de quienes vivieron un pasado de modernidad, de instituciones sociales y educativas, de infraestructura que detonó el crecimiento económico, y que a ocho años de gobiernos de izquierda incapaces, los tabasqueños anhelan hoy una mejor calidad de vida para sus hijos.

“Entendemos y reconocemos lo errores que se han cometido y eso nos ha dado la oportunidad de ser mejores. Hoy queremos representar el sentir de la gente de sus necesidades y de su causas”, afirmó Lara Sedas.

Acusó que Morena es un partido que no está ni estuvo preparado para gobernar, ejerciendo un gobierno basado en ocurrencias y en la ilegalidad, consciente o no, si por ignorancia del quehacer público.

Estuvieron en el acto de reintegración la secretaria General del partido, diputada Katia Ornelas Gil; el delegado del CEN, Genaro Abreu Barroso; el coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso local, Gerald Washington Herrera Castellanos, las diputadas Ingrid Rosas Pantoja y Minerva Santos García.

En la rueda de prensa, Lara Sedas presentó también a Cristóbal Álvarez Brown que regresaba a las filas priistas como delegado político en el municipio perredista: Jonuta.

E nombre del CEN del PRI, el Delegado Genaro Abreu Barroso, expuso que la nueva política implementada por el líder nacional Alejandro Moreno Cárdenas, es la de sumar cuadros políticos que fortalezcan y ayuden al partido a construir, junto a nuestra militancia, el proyecto de gobierno que demandan los mexicanos, desencantados hoy por el fracaso de Morena que les ha fallado en salud, seguridad y economía.

No, en resistencia civil

A modo de preámbulo de la rueda de prensa, Lara Sedas confirmó que en días pasados la Comisión Federal de Electricidad les cortó la luz porque la dirigencia anterior les heredó una deuda de más de 280 mil pesos por concepto de energía eléctrica.

Molesto, el priista reclamó que dicho corte fue ilegal y con todo el dolo del mundo, tras recordar que por el tema de la pandemia hay un acuerdo para no hacer cortes de energía eléctrica hasta diciembre, por lo que se buscó a la CFE para llegar a una negociación y poder pagar el pasivo.

“Somos respetuosos de las medidas de la Comisión, pero nosotros ya nos presentamos ante la Comisión para llegar a un acuerdo sobre esto. Nos dejaron a la dirigencia actual, una deuda de más de 280 mil pesos, y nos vamos a hacer responsables Katia Ornelas y un servidor, para cubrirlas, porque somos gentes responsables", anunció.