Chilpancingo, Guerrero.- Niños que estudian en la escuela primaria Partido Revolucionario Institucional, ubicada en la colonia del PRI, toman clases a la intemperie, sin seguridad ni sanitarios, debido al incumplimiento del Ayuntamiento de dotarles de aulas provisionales mientras reconstruyen su escuela.

En abril, iniciaron los trabajos de demolición y construcción de nuevas aulas en el plantel, y se acordó con el alcalde Marco Antonio Leyva Mena, que el municipio les proporcionaría un lugar seguro y aulas provisionales para los más de 400 estudiantes.

Sin embargo, a casi dos meses, los niños siguen recibiendo clases sentados en el piso, bajo los árboles, en la iglesia de la colonia, en la cancha de básquetbol, bajo un kiosco y junto al mercado, cubiertos con lonas.

La directora del plantel educativo, Marquina Sánchez Nava, denunció que Leyva Mena no cumplió con el acuerdo de dotar de aulas provisionales mientras se construye la escuela, y los niños siguen recibiendo clases en condiciones deplorables e inseguras.

Chilpancingo - Primaria PRI (2)_1099x550

Una maestra, quien se negó a dar su nombre, dijo que Leyva Mena se comprometió durante un encuentro en el que participó el gobernador, Héctor Astudillo Flores, a proporcionar “carpas” como aulas provisionales y baños públicos móviles para los niños, lo que no sucedió.

Diariamente, los alumnos llevan sus butacas desde sus casas, a la cancha de la colonia que se encuentra junto al boulevard Vicente Guerrero, donde el “ruido de los automóviles y camiones es insoportable y no se puede dar clases”, según la maestra.

Los maestros también solicitaron el apoyo a la presidente del DIF- Guerrero, Mercedes Calvo Elizundia para que les proporcionaran lonas pues, al mediodía, los estudiantes tienen que moverse de lugar para protegerse del sol.

Sin embargo, dijeron que de la dependencia estatal tampoco obtuvieron respuestas.

Los profesores manifestaron que no pueden impartir las clases de manera correcta pues no pueden utilizar pizarrones ni material didáctico, debido al lugar improvisado en el que se encuentran.

El mes de octubre fue la fecha que las autoridades educativas establecieron para concluir los trabajos en la escuela.