México.- Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, informó esta noche que el “el riesgo de infectarse en la vía pública ha disminuido en la medida en que ha disminuido la movilidad urbana”.

El epidemiólogo nacional también explicó que el uso de guantes es insuficiente e innecesario, porque el virus entra por los ojos y boca, no por las manos. Aun con guantes uno puede llevarse la mano a los ojos o boca e infectarse.

Refirió que a pesar de esta disminución de riesgo de contagio, “todos tenemos que estar conscientes que todos podemos ser un foco para infectar, excepto aquellos que ya lo tuvieron”.

A pregunta de las recomendaciones qué haría a aquellas personas que todavía siguen realizando actividades esenciales, como los repartidores de comida, taxistas o las cajeras, dijo que “las medidas de precaución son las medidas generales” y que “el lavado de manos es extraordinariamente importante y no es una o dos veces, es de 15, 20, 30 veces al día, con una duración suficiente de 20 a 30 segundos”.

También refirió que “el otro elemento importante es mantener la sana distancia, si todos guardamos su sana distancia, eso ayuda a tener menor probabilidad de recibir las gotas de saliva de alguien que pudiera estar contagiado”.

Recomendó que “si presentáramos síntomas”, incluido él y los y las reporteras que diariamente cubren la conferencia, “no debemos ya de salir” y que lo mejor es “mantenernos en casa y asumir si no estamos en riesgos de complicarnos, permanezcamos los 14 días en casa”.

Recomendó a aquellos que presenten algún síntoma y que realicen actividades esenciales “como una medida solidaria, si presentarnos síntomas, no debemos de salir y permanecer en casa los 14 días”.

También dijo que es importante que ya no haya nadie en la vía pública, que esté haciendo actividades esenciales y que  pertenezca a los grupos de riesgos como  mayores de 60 años o mujeres embarazadas.

Por otro lado, volvió a insistir en que la utilización de cubre bocas no garantiza evitar el contagio e hizo referencia a  las dudas que existen de por  qué  Estados Unidos si los recomendó y  México no.

“Ellos  (Estados Unidos) los recomendaron hace 10 días como una medida de precaución y no fue muy enfática y 48 horas después la OMS, dijo que no había una evidencia científica que lo demuestre”.

Aunque dijo que “puede ser una medida útil, sí, en las personas que ya estén tirando virus y aún no han tenido diagnóstico, están reduciendo la probabilidad de trasmitirle a otro, pero no es una medida para aquella persona que no quiere que le caiga el virus, porque tiene los ojos al descubierto”.

También indicó que el hecho de que el vigilante de una compañía o repartidor estén utilizando “guantes quirúrgicos no tiene ningún sentido porque el virus no entra por las manos sino por nariz, boca y ojos”.

“Si yo tengo los guantes tengo cubierta la mano pero al cabo de un tiempo los guantes se vuelven las manos y da una falsa sensación de protección”, concluyó López-Gatell.