México.-El presidente de Rusia, Vladimir Putin, sufrió una lesión leve en el dedo anular de la mano derecha mientras practicaba judo en un centro deportivo de Sochi.

En el entrenamiento también participaron integrantes de los equipos nacionales de boxeo, judo y lucha libre. El mandatario se lastimó cuando se medía con el "judoka" Beslán Mudránov, medalla de oro en los juegos olímpicos de Río de Janeiro.

La lesión de Putin fue ligera. Le aplicaron un parche y recibió atención médica en el momento; tan sólo un instante después continuó con la sesión de judo que duró cerca de una hora.

El presidente practica artes marciales desde los 11 años. Los entrenamientos de judo le ayudan a mejorar el estado de ánimo y "mirar la vida de otra manera".

Después de que se diera a conocer el video de la lesión, el portavoz presidencial, Dimitri Peskov, comunicó que el jefe de estado se encuentra bien. El incidente se trató de una simple contusión.

El presidente de Rusia, es reconocido por su fortaleza física y su gran amor por el deporte; una clara muestra de ello fue que jugó un partido de hockey a pesar de tener una lesión debido a su entrenamiento de judo que realizó el mismo día.

Así fue como en un sólo día, a sus 66 años, el presidente ruso recibió una lesión menor cuando se unió el jueves por la mañana al equipo de judo nacional para entrenar y mantuvo un combate con el medallista olímpico de oro Beslan Mudranov.

Durante el entrenamiento de judo, Putinse lesionó un dedo de la mano derecha, pero el daño no resultó ser nada grave, así que el presidente continuó entrenándose tras recibir atención médica.

El mandatario indicó que los entrenamientos de judo le ayudan a mejorar el estado de ánimo, además el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, reaccionó a los informes de que el campeón olímpico de judo de 2016 había lesionado el dedo del presidente y dijo que Putin se sentía bien y que el incidente no arruinaría sus planes para jugar al hockey.

Posteriormente, Putin participó en un juego de hockey en Sochi acompañado por el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko y su hijo, Nikolai.

Los jefes de estado se unieron a las escuadras integradas por jugadores profesionales de hockey de Rusia y Bielorrusia.

Antes de las actividades deportivas, Putin recibió a los presidentes de Irán y Turquía en Sochi para conversar sobre los planes de Estados Unidos de retirarse de Siria, lo que calificó de un "paso positivo". El día anterior había sido filmado esquiando en un centro turístico local con el presidente de Bielorrusia.