Guerrero.- El gobierno del estado y el Congreso local no atiende las recomendaciones de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) emitidas desde el año pasado en las que solicita aplicar la Norma Oficial Mexicana 046 (NOM-046) para permitir a mujeres víctimas de violación la interrupción legal del embarazo sin la autorización del Ministerio Público (MP) como lo marca la actual redacción del Código Penal, denunciaron activistas y solicitaron la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género por Agravio Comparado.

En un comunicado, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio Justicia, Derechos Humanos y Género, explicó que el 30 de mayo de 2019 la Conavim, notificó a los titulares de los Poderes Ejecutivo y Legislativo y a la Fiscalía del estado, las recomendaciones emitidas por el grupo de trabajo en el Informe de Alerta de Violencia de Género Guerrero por Agravio Comparado.

En dichas recomendaciones, de acuerdo con el comunicado, se concluyó que en Guerrero hay un contexto de discriminación, debido al marco jurídico y a la política pública vigentes en materia de salud sexual y reproductiva que transgreden los derechos humanos de las mujeres.

“Se recomendó al estado, entre otras cosas, revisar y reformar la legislación relacionada a la interrupción legal del embarazo por causal excluyente de violación, en específico el artículo 159 del Código Penal del estado, y pidió al Poder Ejecutivo coadyuvar con el Poder Legislativo para hacer efectiva la propuesta de reforma planteada”, indica la misiva.

Otra de las recomendaciones, fue a la Secretaría de Salud del estado, para fortalecer el programa de prevención y atención de la violencia familiar y de género y extender la cobertura de los servicios de salud que puedan realizar interrupciones del embarazo.

Sin embargo, “El sistema de salud en Guerrero no garantiza la interrupción del embarazo, incluso en casos de violación, a pesar de la vigencia de la NOM 046, para la atención de víctimas de violencia familiar y sexual, continúa la falta de capacitación y resistencia de muchos prestadores de servicios de salud, quienes han normalizado la violencia contra las mujeres”.

Las feministas solicitaron que de manera urgente sea declarada en Guerrero la Alerta de Violencia de Género por Agravio Comparado ante la falta de legislación y acciones para revertir el contexto de violencia contra las mujeres y niñas.

“Han transcurrido los seis meses otorgados al estado de Guerrero para dar cumplimiento a las recomendaciones establecidas por el Grupo de Trabajo en su informe de análisis de la solicitud, el cual le fue notificado el 30 de mayo de 2019, plazo que feneció en noviembre de ese mismo año, sin embargo, hasta la fecha, desconocemos las acciones que el gobierno ha realizado para dar cumplimiento a las recomendaciones realizadas por el Grupo de Trabajo”.

Explican que, el Observatorio Ciudadano de Violencia hacia las Mujeres en Guerrero, realizó diversas acciones que buscaban coadyuvar en el cumplimiento de las recomendaciones emitidas al estado, particularmente para la reforma legislativa al Código Penal.

Y propusieron al secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, que emitiera una circular (la cual incluso se le presentó redactada para que solo fuera firmada) para garantizar la implementación de la NOM 046 y el acceso a la interrupción legal del embarazo, que diera certeza jurídica a los prestadores de servicios de salud.

La respuesta del secretario de salud fue, “que en Guerrero no se hacen abortos si no vienen con denuncia”, negando el acceso efectivo a los servicios de salud a las mujeres y niñas víctimas de violencia sexual, indican.

Insistieron en la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género por Agravio Comparado. “Exigimos que, a un año de su solicitud, se decrete de manera urgente e inmediata la misma, para garantizar la vida, integridad y seguridad de las mujeres guerrerenses”.