México.-Un juicio por violación en Irlanda desató protestas esta semana cuando una abogada mostró la tanga de una adolescente de 17 años como prueba de su consentimiento para mantener relaciones sexuales con lo que logró que su cliente fuera absuelto.

"Una abogada le pidió al jurado que considerarse 'cómo iba vestida' la adolescente, que estaba 'abierta a conocer a alguien' porque 'llevaba una tanga con encajes", dijo una diputada de Irlanda, quien enarboló su ropa interior en el parlamento.

Las reacciones de indignación se multiplicaron, especialmente en las redes sociales donde numerosas mujeres publicaron fotos de sus tangas acompañadas de la etiqueta #ThisIsNotConsent.