México.- El abogado de Emilio Lozoya, Javier Coello Trejo, informó que el próximo miércoles iniciará la presentación de pruebas a favor del exdirector de Pemex que dan evidencia, por ejemplo de cómo se disparó el robo de combustible a partir de febrero de 2016, cuando su cliente ya no estaba en el cargo.

De acuerdo con Milenio, el defensor aclaró que a Lozoya sólo se le acusa de lavado de dinero, por un supuesto soborno previo a ser nombrado como titular de Pemex. Señaló que las acusaciones son poco creíbles.

Coello aseguró que estas se basan en las presuntas irregularidades en la compra de la planta Fertinal en 2015, y que la operación final, que ocurrió en 2016, Lozoya ya no estaba en ningún cargo.

Respecto a la planta de Agronitrogenados, que fue comprada a sobreprecio, el abogado indicó que en la denuncia que fue presentada el 5 de marzo por la apoderada legal de Pemex sólo hay un párrafo al respecto.

Finalmente destacó que el expresidente Enrique Peña Nieto y el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, dejaron solo a Lozoya desde que fue señalado en 2017, al no negar su participación del exdirector en los supuestos sobornos de la empresa brasileña Odebrecht en apoyo a la campaña presidencial del PRI en 2012.