Chilpancingo, Guerrero.- Un menor implicado en el asesinato de dos estudiantes de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, durante un presunto asalto a una urvan del transporte público en libramiento a Tixtla, fue absuelto de dichos cargo, pero seguirá en prisión por otros delitos, denunció uno de los familiares de las víctimas.

La tarde de este martes, normalistas de Ayotzinapa y familiares de los estudiantes asesinados colocaron una ofrenda en el kilómetro 4 del libramiento a Tixtla, a seis meses de los hechos, en donde denunciaron que el proceso contra los detenidos va lento, y hasta el momento no se ha dictado sentencia.

“Los tienen detenidos pero no han dado sentencia no hay hecho su trabajo como debe de ser, están dando largas no habido justicia por ningún lado, los abogados están en pie de lucha esperando la sentencia que se le tiene que dictar”.

“Hay un menor de edad que está detenido pero quedó libré por el asesinato de mi hermano, pero quedó (en prisión) por otra cuestiones de otros homicidios que tiene, la juez que está encargada creo que le llegaron al precio, ignoró a los abogados”, dijo Cesar Morales Hernández, hermano de Jonathan uno de los normalistas asesinados.

Dijo que fue el 10 de marzo cuando el menor fue absuelto por el asesinato de los normalistas luego de un supuesto asalto sobre el libramiento a Tixtla, pero seguirá en el tutelar para menores por otros cargos.

El cinco de octubre un grupo de personas armadas asaltó una urvan del transporte público de la ruta Chilpancingo-Tixtla, en donde fueron asesinados los normalistas, Jonathan Morales Hernández, y Filemón Tacuba Castro, además de un pasajero.

Una semana después de los hechos, la Fiscalía de Guerrero informó de la detención de cinco presuntos responsables (cuatro adultos y un menor) del asalto en el que fueron asesinadas las tres personas.

Sin embargo, para los normalistas la fiscalía no ha hecho su trabajo, el proceso va lento, y no han dictado sentencia contra los implicados.

Esta tarde, después de las 14:00 horas cerca de 100 estudiantes se dieron citar en lugar donde murieron sus compañeros, y colocaron una ofrenda florar, además de realizar un mitin.

Los estudiantes responsabilizaron al Estado de la muerte y persecución de la que han sido objetos los normalistas de Ayotzinapa, y advirtieron que seguirán en lucha exigiendo justicia.

Los normalistas integrantes de la rondalla cantaron el tema Ayotzinapa, con el cual recordaron a los estudiantes asesinados a seis meses de los hechos.

El contingente llegó al lugar a bordo de dos autobuses, los cuales atravesaron sobre la carretera durante la hora en la que permanecieron en lugar.