Ciudad de México.-Carlos Elizondo de 80 años, quien hasta antes de la pandemia de Covid-19, era “cerillo” en un supermercado, y debido a que se encuentra en uno de los grupos vulnerables para el contagio de la enfermedad, se quedo sin trabajo.

Pese al golpe que es quedarse sin trabajo de la noche a la mañana, Carlos no se quedó con los brazos cruzados, y aprovecho la cuarentena para crear su propio canal de YouTube, en que muestra la manera de preparar ricos platillos.

Ganaba al menos 250 pesos al día.

Cuando Carlos llegó a la tercera edad, decidió que era buena idea seguir trabajando sin estresarse tanto, por lo que busco un puesto como empacador.

En el supermercado solamente trabajaba algunas horas y lograba ganar al menos 250 pesos diarios.

Sin embargo esto cambio durante la cuarentena, fue en ese momento que una de sus hijas le recomendó abrir su canal de YouTube, para aprovechar algunos productos que había adquirido y venderlo.

Pese a la recomendación de su hija, a Carlos se le hizo más atractivo crear un canal bajo el nombre de Tío Charly, en el que presenta sus recetas favoritas.

En un principio se puso la meta de llegar a los 4 mil suscriptores, sin embargo ya supera los 20 mil.