México.- Mensajes registrados en el teléfono de José Ángel “N” revelaron que el señor sabía de las intenciones del menor de realizar un tiroteo en su escuela e incluso que fue él mismo quien le facilitó las armas, esto tras una intervención realizadas por las autoridades.

El hombre de 58 años envió mensajes a una persona que el mismo denomina como su hija. En ellos declaró haber tenido conocimiento de los planes del menor, a lo que la mujer le cuestiona: “¿Por qué se la diste papá (refiriéndose al arma), ves lo que pasa?”.

La conversación cobró más fuerza cuando la respuesta del abuelo fue: “Él quería hacerlo, no podía detenerlo, fue su voluntad, hija”.

Las transcripciones de las autoridades difundidas por Zócalo fueron las que dieron a conocer esta conversación y será utilizada como prueba en contra del hombre al que anteriormente le fueron congeladas sus cuentas por detectar flujos irregulares por 100 millones de pesos.

El pasado 10 de enero, un niño de 11 años mató a su maestra e hirió a varios compañeros con dos armas que traía guardadas en su mochila, al terminar el tiroteo, se suicidó con una de las pistolas que había utilizado para perpetrar el ataque.

De acuerdo con la versión oficial de los hechos, el niño pidió permiso para ir al baño para cambiarse porque su pantalón estaba roto, algunos de sus compañeros declararon que dijo al salir: “hoy es el día”. Por la tardanza del niño, quien ya llevaba 15 minutos fuera de clase, la maestra fue a buscarlo y lo encontró con dos armas, una calibre .45 y otra . 22, con las que asesinó a la profesora, María Assaf Medina de 50 años.

El tiroteo causó conmoción en todo México y generó diversas reacciones. Una de ellas, del gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, lamentó los hechos y señaló que se estudia la teoría de que el menor fue influenciado por el videojuego “Natural selection”.

En este momento, el abuelo del niño se encuentra en prisión preventiva por ser el dueño de las armas utilizadas en el tiroteo de su nieto en Torreón, Coahuila, además de haber sido quien enseñó al menor a disparar, de acuerdo con información compartida por el gobernador del estado, Miguel Riquelme.

“Las armas pertenecían a la familia, en particular al abuelo”, declaró el Fiscal Gerardo Márquez Guevara, quien además detalló que una de ellas es de uso exclusivo del Ejército mexicano y la otra no tenía el permiso de porte requerido, por los que eran ilegales.

Posteriormente, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) detectó que en las cuentas del abuelo había manejo irregular de recursos por 100 millones de pesos, luego de que fuera investigado tras el ataque y suicidio de su nieto en el Colegio Cervantes.

El abuelo presentó un flujo en efectivo de 121 millones de pesos hacia empresas, recepción por 24 millones de pesos en sus propias corporaciones, y seis vehículos de lujo en dos años: tres de la marca BMW, tres Jeep Cherokee.

En entrevista con Milenio Noticias, el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme aseguró que los familiares del agresor están involucrados con narco, homicidios, y lavado de dinero. “Creo que hoy se va entendiendo mucho del entorno que vivía el menor lamentablemente, y sobre todo, pues experiencias desagradables. No solamente es la omisión, sino el impulso al menor a algunas actividades.

El hombre se encuentra en medio de un proceso jurídico acusado de omisión de cuidados, corrupción de menores y homicidio calificado con alevosía y ventaja por omisión de acción jurídicamente debida.

La continuación de la acción legal en contra de este hombre será el 19 de enero donde se buscará que sea vinculado a proceso por los delitos mencionados en su contra.