Acapulco, Guerrero.- La reanudación de las actividades económicas en este municipio se llevará a cabo con estrictas medidas de seguridad sanitaria, dijo la alcaldesa Adela Román Ocampo.

Durante una reunión virtual con hoteleros y prestadores de servicios turísticos, a quienes presentó la propuesta del protocolo de sanidad formulada con el gobernador Héctor Astudillo Flores, la presidenta municipal dijo que su gobierno será exigente para la aplicación estricta de esas medidas.

Sostuvo que tanto el gobierno como el sector turístico deben ir de la mano para que las cosas salgan bien y que para ello es necesario contar con una voluntad extraordinaria de parte de todos, considerando que es prioritario cuidar la salud ante la amenaza que presenta el virus SARS-CoV-2, causante de la pandemia de Covid-19.

Román Ocampo dijo que su gobierno estará vigilante en todas las playas de Acapulco para que se cumplan las medidas sanitarias establecidas por recomendación del Consejo de Salubridad General y la Secretaría de Turismo Federal.

“Yo personalmente, con los funcionarios municipales y de otros órdenes de gobierno que quieran acompañarnos, voy a andar visitando las playas.

“Cuando hablo de que hay que ser estrictos, es de vigilar que se cumpla con los estándares de salud para que nos cuidemos y cuidemos a nuestros turistas, y sobre todo, para que no haya más pérdidas de vidas humanas en Acapulco. Soy su principal aliada y estoy en la mejor disposición de que trabajemos juntos en la reactivación económica de Acapulco”, expresó.

La alcaldesa explicó que la reapertura de las playas de esta ciudad y puerto debe de ser la oportunidad para reordenar la actividad comercial en la franja de arena y aunque se prevé abrir el 30 por ciento de los hoteles y restaurantes el próximo 1 de julio, “el municipio verificará antes el mobiliario en la franja de arena y retirará los negocios que no cuenten con permisos, ésa es una de las facultades que tenemos con base en el Artículo 115 Constitucional”.

Por parte del sector turístico participaron José Luis Smithers Jiménez, de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (AHETA); María Nelly Mejía Cienfuegos, presidenta de la Unión de Propietarios de Negocios de la Zona Turística de Pie de la Cuesta, y Francisco Aguilar Ordóñez, de la Asociación de Hoteleros y Restauranteros del Acapulco Tradicional, así como Seyed Rezvani, director general del grupo hotelero Mundo Imperial, y Pedro Haces Sordo, gerente General del Hotel Elcano, entre otros.

La alcaldesa remarcó a los participantes que la apertura de actividades económicas será gradual y que comenzará con las playas certificadas, como El Revolcadero, Icacos, Condesa y Pie de la Cuesta.

El Ayuntamiento verificará que los negocios cumplan con los lineamientos de sanidad, previo cumplimiento de las normas emitidas por la Secretaría de Salud Federal, Estatal y Municipal, para lo cual, se emitirá una certificación sanitaria.

Román Ocampo hizo hincapié en que todos los presidentes de municipios turísticos deben actuar conforme a criterio, pero dejó claro que “nuestro criterio no puede estar por encima de los protocolos de salud, que se han establecido a nivel nacional, por el doctor Hugo López-Gatell, y aquí en el estado replicados por el doctor Carlos de la Peña Pintos”.

Finalmente, la alcaldesa dejó en claro que no se trata de imponer medidas, “se trata de que, entre todos, con la responsabilidad que debe de existir, hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para cumplir con los protocolos, con el más estricto nivel de sanidad para prestar los servicios en cada uno de los establecimientos, hoteles y restaurantes”.