Guerrero.- A más de un año de que la Auditoría Superior del Estado (ASE) emitió una resolución de carácter resarcitorio al concluir la fiscalización a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), en la que inhabilitó a los que, en 2016, durante el gobierno de Evodio Velázquez, eran director general, secretario de Finanzas, y director de Operación, y les estableció resarcir 146 millones 922 mil 607, se desconoce si dicho dinero fue resarcido.

Entre los exfuncionarios involucrados se encuentran, el exdirector Javier Chona Gutiérrez, el exdirector de Finanzas y Administración, Guillermo Adolfo Galeana Salas, y el exdirector de Operación, Juan Antonio Ramírez Valle.

De acuerdo con la resolución dada a conocer por el titular de la ASE, Alfonso Damián Peralta en mayo de 2019, el director general y el de Finanzas y Administración tendrían que resarcir 138 millones 219 mil 607 pesos, y en el caso del exdirector de Operación tendrá que restituir 8 millones 703 mil pesos.

Además se determinó la inhabilitación en cargos públicos en los que manejen dinero, a Chona Gutiérrez por 10 años, al de Finanzas por nueve años, seis meses, y el ex director de Operación tres años.

La ASE estableció un plazo de cinco días hábiles para resarcir los 146 millones 922 mil 607 pesos a partir de que fueran notificados.

Damián Peral explicó en ese entonces que si la ASE no era notificada de que el monto fue reintegrado a la paramunicipal, sería la Secretaría de Administración y Finanzas del gobierno del estado quien mediante un procedimiento de ejecución fiscal ubicaría las propiedades de los exdirectivos de la CAPAMA.

Sin embargo, hasta el momento se desconocen si los funcionarios resarcieron dicho recurso. El tema toma relevancia luego que este martes, la alcaldesa Adela Román Ocampo solicitó la renuncia del director de la CAPAMA y señalara que la falta de agua es resultado de la corrupción de administraciones pasadas en el organismo.