Acapulco.- El jefe de Regulación, Control y Fomento Sanitario de la Dirección Municipal de Salud, René Talavera Rebolledo, pidió a los ciudadanos acatar las recomendaciones sanitarias derivadas del COVID-19, porque no es momento aún de relajar las medidas de prevención:"estamos en alerta máxima por la acelerada etapa de contagios que registra Acapulco, advirtió.

El funcionario municipal expuso que es necesario frenar la movilidad comunitaria en el espacio público, al señalar que los lugares con mayor riesgo de contagios de COVID-19 en el puerto, son los mercados, el transporte público y las tortillerías, debido, en gran parte, a la falta de conciencia ciudadana porque no se acatan las medidas de prevención como la sana distancia y uso de cubrebocas.

Talavera Rebolledo explicó que al concluir la jornada nacional de “sana distancia” e iniciar la etapa de la “nueva normalidad”, en Acapulco, todo Guerrero y la mayor parte del territorio nacional está en foco rojo debido al aumento de contagios y decesos por malestares que causa el nuevo Coronavirus, por lo que se deben reforzar los protocolos sanitarios.

Indicó que se mantiene en vigencia el cierre de establecimientos comerciales que no vendan productos esenciales, con la facultad que le otorgan las leyes de Salud y del Municipio Libre, situación que prevalecerá durante la emergencia sanitaria, mientras no superemos la etapa de máximo nivel de contagios.

René Talavera Rebolledo dijo que la jefatura a su cargo realiza operativos en conjunto con la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Guerrero (Copriseg), con el apoyo de personal de la Secretaría de Seguridad Pública, acciones que se llevan a cabo para notificar a restaurantes que pueden brindar únicamente los servicios de comida para llevar, y en sus establecimientos cuando aplican las medidas sanitarias recomendadas por el Consejo de Salubridad General.