Chilpancingo, Guerrero.- Con 60 asesinatos de mujeres en el 2017, lo que representa un 32 por ciento de homicidios en Guerrero, el municipio de Acapulco es el lugar con mayores índices de violencia hacia ese género. A pesar de que autoridades de justicia en Guerrero no cuentan con cifras de homicidios de mujeres, algunas organizciones no gubernamentales, han recolectado información de manera individual y han arrojado que es Acapulco el municipio más violento para las mujeres durante el año 2017. De acuerdo con Marina Reyna Aguilar, presidenta de la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres, hasta el día de hoy han sido asesinadas 158 mujeres en Guerrero, esto a pesar de que en el mes de junio se realizó la declaratoria de alerta de género para ocho municipios, entre ellos Acapulco. No obstante, dichas cifras no representan precisamente el total de homicidios contra mujeres pues se trata de resúmenes realizados por la propia organización, por lo que la cifra real podría ser mayor a la contabilizada hasta el momento. De los municipios en Guerrero más violentos para las mujeres, Acapulco ocupa el primer lugar con 60 homicidios, seguido por Chilpancingo y Chilapa, este último no fue incluido dentro de los municipios con declaratoria de alerta de género. En este contexto, Marina Reyna, exhortó a las autoridades competentes a ampliar la declaratoria de alerta en Guerrero debido al caso especial del municipio de Chilapa, tercer lugar con mayor muerte violenta de mujeres. La alerta fue declarada para los municipios de Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo, Iguala, Coyuca de Catalán, Ometepec, Tlapa y Ayutla de los Libres, destacando Acapulco en donde las cifras de violencia contra mujeres no han sido resarcidas. Sobre estas cifras, el presidente de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (CEDH), Ramón Navarrete Magdaleno lamentó los crímenes aunque confió en que con la alerta de género se disminuyan los indicadores de muerte contra ese sector. Al igual que organizaciones sociales, la comisión de derechos humanos no ha tenido acceso oficialmente a las cifras totales de homicidios de mujeres en la entidad, por lo que el propio ombudsman reconoció la dificultan de atender el tema.