México.- Familias acapulqueñas honrarán a su muertos sin poder dejar a un lado la difícil realidad en la que está inmersa la ciudad y que en muchos casos ha sido la causante de la muerte de sus familiares. El Día de Muertos en Acapulco, desde hace más de diez años, ha significado un día de tristeza, un día para recordar a los familiares arrancados por la violencia.

El Día de Muertos tiene su origen en el sincretismo entre las antiguas ceremonias prehispánicas y la religión católica. Las festividades de Día de Muertos o Día de los Fieles Difuntos se extiende por todo México y Centroamérica. En el 2008, la Unesco declaró la celebración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En un sondeo realizado en las principales avenidas del puerto de Acapulco, habitantes señalaron que festejarán con gran dolor esta tradición mexicana, ya que esta tradición les hace recordar la violencia e inseguridad que se vive en el municipio desde hace más de 10 años.

En entrevista, la señora Laura Hernández señaló que espera gastar entre 800 y 1000 pesos en una ofrenda dedicada a la memoria de su hermano, José Hernández, a quien le arrebataron la vida el año pasado en un sitio de taxis de esta ciudad por no pagar la cuota.

"Es triste esto que se está viviendo en la ciudad. A pesar de que la violencia nos está matando, las autoridades no hacen nada y es como si no pasará nada, no garantizan la seguridad y mucha gente inocente está muriendo", expresó Laura Hernández.

"Gasté 600 pesos entre veladoras, comida y flores, y, bueno, es una ofrenda que estará dedicada a mis padres que ya no están", expresó María Angélica Sánchez, quien señaló que también acudirá al panteón para su ofrenda en la tumba de sus padres.

De igual modo, la señora Patricia Carranza informó que hasta ese momento había gastada 800 pesos entre flores y veladoras.