Acapulco, Guerrero.- El síndico de Acapulco, Javier Solorio Almazán dijo que se tiene que acabar con los recomendados para dirigir Capama, luego de que la alcaldesa Adela Román Ocampo anunciara en días pasados que pediría la renuncia de todo el equipo de la para municipal.

En su tradicional conferencia de los miércoles, Solorio Almazán se quejó de que es fecha en que aún no se sabe quiénes son los directivos a los que se les solicitó la renuncia, y se dijo a favor de que tanto los ciudadanos como el Cabildo de Acapulco, deben estar informados sobre esta situación.

Refirió que “no sé si las compañeras que están en el Consejo de Capama ya lo sepan pero nosotros aún no lo sabemos”, sobre quiénes son los que renunciaran.

Pidió que quien llegue a  dirigir Capama tiene que ser en consenso, y se dijo a favor de “tomar en consideración la propuesta  de Conagua, de la Capaceg, de la federación” pero sobre todo, “tienen que explicárseles a los acapulqueños porque son los que tanto han sufrido por la falta de agua, cuál es el proceso y cuál es el proyecto de recuperación de la Capama”.

Se manifestó en contra de que lleguen directivos que no conocen el organismo, “que nunca han estado y que solamente son recomendados, se tiene que acabar con eso”.

Apoyo a sindicalizados

Por otro lado, Javier Solorio expresó su apoyo a los trabajadores que desde hace varios días han bloqueado las principales avenidas del puerto en protesta porque la alcaldesa, les dijo que ya no se les iba a subsidiar el ISR en la prima vacacional.

Explicó que “los trabajadores del Ayuntamiento no se niegan a pagar el ISR, por el contrario, mes con mes se les descuenta su ISR, no están queriendo evadir fiscalmente sus obligaciones, es un impuesto federal que el municipio lo tiene que enterar, lo que pasa es que durante muchos años el ISR de la prima vacacional, no se le descontaba y el municipio lo subsidiaba pero  había administraciones que no lo pagaban ante Hacienda”, indicó.

Recordó que la actual administración recibió un adeudo de ISR de aproximadamente 233 millones de pesos de administraciones anteriores, que de todas formas según subsidiaban el ISR de la prima vacacional pero no lo pagaban.

Manifestó que debe haber un mecanismo por el cual se puede compensar a los trabajadores, ya que como “administración no puedes ponerte de enemigo de la base trabajadora”.

“Ellos son la base de funcionamiento de este municipio, por lo que no podemos dar ese mensaje de que estamos en contra de los trabajadores”, y expresó su apoyo a los sindicalizados.

Refirió que se intentó politizar el tema porque dijeron que los basificados eran estructuras del PRI, del PRD, y “es lógico que así pudo haber sido porque este gobierno municipal fue heredado de gobiernos priistas y perredistas pero eso no significa que no quieran pagar  sus impuestos. Debe haber diálogo y forma de compensar esto”, concluyó.