Acapulco, Guerrero.- "Adela Román (alcaldesa de Acapulco) no sabe con quién se metió al hacerle caso a sus asesores", dijo el presidente de la confederación nacional de cooperativas de transporte y servicios turísticos de la república mexicana, Salvador Soto Sánchez.

En conferencia, Soto Sánchez llamó a la municipe a la reflexión, y pidió la reubicación de los prestadores de servicios desalojados el pasado 17 julio de la zona federal.

Indicó que el reordenamiento de playas se ha pedido desde hace años, y no es un logro del gobierno actual, dado que es un acción que no se hizo en consenso con los turisteros.

Señaló que la edil municipal " violentó y se metió en problemas porque es una área que no le compete". Asimismo, dijo que "esto le ha ocasionado ser acreedora de varias actas administrativas".

Por otro lado, hizo hincapié en que varios de los negocios desmantelados se encontraban regularizados.

Ejemplificó que en el caso de "Rinconada Beach", "era un negocio que no le estorbaba a nadie, tiene una licencia de funcionamiento, todo estaba en orden pero por un revanchismo y venganza contra mi persona, por eso tiró mi cabaña", expresó Soto Sánchez.

Por último, también denunció que en el desmantelamiento a cargo de las autoridades federales y municipales les fue arrebatado material de sonido y parrillas.